| 10/30/2012 2:00:00 PM

Merkel y líderes internacionales piden más reformas

La canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes del FMI, el Banco Mundial, la OCDE, la OIT y la OMC pidieron más reformas estructurales para mejorar la competitividad a la hora de continuar con el ajuste fiscal en la eurozona.

Todos ellos mostraron, además, su satisfacción por los esfuerzos de varios Estados de la zona del euro, sin especificar cuáles, a la hora de sanear sus presupuestos, "lo que ha conducido a un aumento de la confianza de los inversores en esos países", según un comunicado conjunto emitido al término de su reunión en Berlín.

En una comparecencia conjunta ante la prensa en la Cancillería Federal, tanto Merkel como la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dejaron claro que en la reunión no se había abordado concretamente la crisis de Grecia.

"No hablamos específicamente de Grecia, ustedes saben que estamos a la espera del informe de la troika (FMI, Comisión Europea y Banco Central Europeo). Hoy lo que hemos hecho ha sido analizar la situación de la economía mundial", dijo Merkel a una pregunta al respecto.

El comunicado conjunto advierte de que la recuperación de la economía mundial es un proceso que transita por aguas turbulentas, pese a lo que el FMI espera un crecimiento del PIB mundial del 3,3 por ciento este año y del 3,6 % el próximo.

"La situación actual puede describirse como un difícil resurgir para salir de la crisis. El crecimiento es lento y más bajo de lo esperado, sobre todo en los países industrializados", señaló Lagarde.

Los niveles de deuda en la mayoría de los países industrializados siguen, según los asistentes a la cita, en un nivel que no es sostenible a largo plazo y el desempleo ha alcanzado en muchos Estados tasas récord que no se pueden aceptar y para lo que hay que buscar soluciones.

En la eurozona, el ajuste debe combinarse con reformas estructurales que den impulso al crecimiento a través de una mejora de la competitividad, señalaron Merkel y los líderes económicos mundiales, que el año pasado celebraron una cita similar en Berlín.

"El crecimiento es buena parte de la solución a los problemas, pero bajo la condición de que se siga con el ajuste presupuestario", recalcó Lagarde.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, dijo que, aunque las reformas estructurales sólo tienen efectos a largo plazo, estas son indispensables.

"Hay que hacer las reformas porque hay que creer en una vida después de la crisis de la deuda", declaró Gurría.

Concretamente, Gurría subrayó la necesidad de que los salarios no suban por encima de la productividad, para no perjudicar a la competitividad, y que las reformas vayan acompañadas de un diálogo social.

Estados Unidos, según el comunicado, tiene que diseñar un camino de consolidación fiscal que tenga credibilidad y los países emergentes han de concentrarse en una política de inclusión que contribuya a disminuir los desequilibrios globales.

Como prioridades para los próximos años, tanto para los países industrializados como para los emergentes, el documento define la mejora de los sistemas educativos y de formación, las reformas del sector sanitario y del mercado laboral, el fortalecimiento de la competitividad y el impulso a las innovaciones.

Todas las medidas económicas deben estar acompañadas, agrega la nota, por esfuerzos para reducir el desempleo, con especial énfasis en el paro juvenil.

Por otra parte, resalta la importancia del libre comercio para el buen desarrollo de la economía mundial y la creación de empleo.

Los asistentes a la reunión advirtieron además contra tendencias proteccionistas en el comercio mundial y destacaron que el cambio climático y la protección de los recursos naturales siguen siendo retos relevantes y prioritarios.

Asimismo, señalaron que garantizar la alimentación de la creciente población mundial necesita de esfuerzos suplementarios, ante los elevados precios actuales de importantes cereales, y pidieron evitar medidas unilaterales que limiten el acceso a los alimentos básicos.

A la reunión con Merkel asistieron Ángel Gurría, Lagarde; el presidente del Banco Mundial (BM), Jim Young Kim; el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, y el de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Rider.


 EFE                                                                                                                  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?