| 2/8/2015 3:10:00 PM

Aunque mejora mercado laboral en EE.UU, desempleados batallan

El mercado laboral en Estados Unidos sigue provocando frustraciones para los 9 millones de personas sin trabajo en el país, quizás más en momentos en que las contrataciones se han acelerado: El ritmo del crecimiento del empleo en los últimos tres meses es más rápido en 17 años.

El alza ha beneficiado a casi todos los sectores y algunas empresas finalmente han tenido que empezar a pagar más para atraer o retener a los mejores empleados, pero millones de desempleados no pueden encontrar trabajo. Algunas empresas han decidido esperar a encontrar los mejores candidatos y muchos solicitantes no tienen las destrezas que los empleadores necesitan.

Y los apuros de los desempleados empleados también reflejan una realidad económica: incluso en los tiempos de vacas gordas, la cantidad de personas que buscan empleo es el doble del de las plazas abiertas.

El informe de empleo de enero emitido por el gobierno el viernes señala también otro factor: a medida que las contrataciones se fortalecen, por lo general más personas salen a buscar trabajo. Y a medida que esa cifra aumenta, también lo hace la competencia por las plazas disponibles.

La cantidad de plazas abiertas ha llegado a casi 5 millones, la cifra más elevada desde 2001, pero eso es la mitad de la cantidad de personas que el gobierno cuenta como desempleadas.

"Siempre habrá plazas abiertas y siempre habrá un grupo de personas que van del desempleo a tener trabajo", dijo Tara Sinclair, profesora de Economía de la Universidad George Washington University. "La transición no es instantánea".

Para muchos, esa transición puede resultar exasperadamente lenta. Hay muchas quejas sobre portales de empleo que funcionan más como un hueco negro que como una vía para conseguir empleo. Los solicitantes no pueden pasar de esos portales para explicar los períodos de desempleo en sus solicitudes y las varias entrevistas y otros pasos, incluso para empleos que pagan poco, pueden prolongar el proceso.

Carlie Kozlowich, de 23 años, tuvo tres entrevistas el año pasado con una compañía de mercadotecnia para un empleo que le dijeron involucraba "viajar" y organizar "eventos". Fue sólo después de aceptarlo que se enteró que tenía que vender productos en un quiosco en Costco. Tras acumular casi 50.000 dólares en deuda por un título universitario, opinó que tenía que rechazarlo.

"¿Tres entrevistas para esto?", dijo.

Steven Davis, economista de la Universidad de Chicago, calcula que en noviembre las empresas demoraron un promedio de 25,6 días laborales para llenar una plaza, el período más reciente del que hay información a la mano. Fue casi la misma cifra, 26, que en julio, la más elevada en 14 años desde que el gobierno compila la información que Davis usa.

Una demora en la contratación puede ser algo positivo de alguna manera porque indica que las empresas pasan trabajo para encontrar empleados, pues la economía se ha fortalecido. La cifra de desempleados tocó su cota máxima de 15,4 millones en octubre de 2009, inmediatamente después de terminar la recesión.

Sin embargo, el hecho de que las empresas se demoran tanto en llenar las vacantes, incluso con 9 millones de desempleados, sugiere que hay otros factores en juego.

Por otra parte, muchos empleadores se muestran altamente selectivos, quizás suponiendo que hay legiones de desempleados de dónde escoger. Y es posible que tengan razón, porque hay 6,8 millones de trabajadores a tiempo parcial que prefieren empleos a tiempo completo, 50% más que en 2007, antes de comenzar la recesión.

Y la recesión ha hecho que muchas empresas se muestren reacias a contratar de manera permanente y dependen de trabajadores temporales y por contrato.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?