| 7/22/2013 5:23:00 PM

Los millones detrás del bebé real

Nació el primogénito del príncipe William y la duquesa de Cambridge, Kate, quien ocupa el tercer lugar en la sucesión a la corona tras su abuelo, el príncipe Carlos, y su padre.

El parto de la duquesa de Cambridge, Kate tuvo lugar en el ala Lindo del hospital St. Mary en el centro de Londres, el mismo que acogió a la difunta princesa Diana cuando dio a luz a William y Harry.

Este nacimiento tiene especial importancia en que el primogénito cuarto bisnieto de la reina Isabel y primer nieto del príncipe Carlos, se convertiría en rey en este siglo.

Conozca las cifras que maneja el primer nacimiento de sucesión desde 1984, cuando nació el príncipe Harry.

El varón pesó tres kilos 900 gramos y nació a las 16:24 hora de Londres.

Medios especializados de Inglaterra señalan que el bebé real podría generar 284 millones de euros de negocio, de los cuales 93 euros serían en productos de recordatorios.

Hobbycraft está animando a los clientes más jóvenes a enviar tarjetas al bebé, por 15 euros, según el Diario El País de España.

El mercado de las apuestas también se movió alrededor del nacimiento real. En tres horas de esta mañana, la empresa británica Paddy Power registró 35.000 euros en apuestas, pero se estimaban negocios de más un millón de dólares.

Unos cinco millones de británicos se sumarán a las diversas fiestas de celebración del nacimiento en jardines, parques y casas de todo el Reino Unido, y se descorcharán tres millones de botellas de champán, según las cifras del Centre for Retail Research.

Estas fiestas generarán un gasto de unos cien millones de euros en comida y bebida, a los que habría que sumar unos 88 millones en libros y DVDs relacionados con el acontecimiento y la Familia Real, y más de 90 millones en regalos y en la venta de unos 14 millones souvenirs, en Gran Bretaña y en el extranjero.

Uno de los sectores que aguarda con expectación las primeras decisiones como padres del príncipe Guillermo y su esposa son los fabricantes de sillas de bebé. Las ventas de los modelos del fabricante británico iCandy se dispararon cuando Victoria Beckham adquirió uno para su hija Harper.

Se había especulado que la duquesa habría adquirido un carrito multi-silla (con un costo de unos 1.000 euros) lo que puede empujar su decisión hacia otro fabricante de las islas, como son los cochecitos de estilo tradicional de Silver Cross
. Se prevé que las ventas de coches de bebé crezcan un 13% más en las próximas semanas, cuando la furia imitadora que genera la duquesa Catalina con cualquiera de sus compras se extienda al consumo infantil.

En la tienda en Highgrove de su abuelo, el príncipe Carlos, se venden zapatitos de bebé hechos a mano por 25 euros, con la Union Jack o bien un tractor como motivos.

En la tienda oficial del palacio de Buckingham, un body de «nacido para reinar» cuesta 15 euros, el mismo precio que una camiseta de niño con un guardia real dibujado.

Con el espíritu práctico que caracteriza al pueblo británico, y pensando quizás en los miles de turistas que devanean por Londres estos días, la Royal Collection Trust –encargada de gestionar el merchandising oficial de la Casa Real- ofrece también bolsas para vomitar inspirados en el bebé real. Como fue Lady Di y como quiere ser la duquesa Catalina, este será también un príncipe, o una princesa, del pueblo.

Con información de AP y BBC.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?