| 5/16/2017 11:19:00 AM

Trump: ¿afectará a las instituciones financieras colombianas?

Algo en lo que críticos y seguidores del nuevo gobierno del Presidente Trump pueden estar de acuerdo, es que este pretende reformar y desregularizar el sistema financiero más grande del mundo.

Las instituciones financieras colombianas deben considerar potenciales oportunidades que han surgido luego de las pasadas elecciones en los Estados Unidos. Por primera vez desde el 2006, el partido Republicano controla la Casa Blanca, el Senado y la Cámara de Representantes. Uno de los temas que el Presidente Trump y los Congresistas quieren priorizar, es la disminución de la reglamentación del sistema financiero.

Inclusive, y a pesar de sus comentarios proteccionistas sobre el sector manufacturero durante la campaña, Trump propone reducir o inclusive eliminar restricciones implementadas a negocios e instituciones financieras que operan en los mercados de valores. Aunque la agenda legislativa de la administración Trump aún está en desarrollo, entidades financieras colombianas deben esperar nuevas oportunidades y riesgos en un panorama regulatorio y legislativo cambiante.

También le puede interesar: Derogar Obamacare, la gran promesa y el gran fracaso de los 100 días de Trump

Durante los primeros [50] días de la administración Trump el enfoque de la prensa ha sido más que todo en sus decretos ejecutivos enfocados al tema de inmigración. Sin embargo, las instituciones financieras colombianas deberían enfocar su atención en temas de mediano y largo plazo incluyendo posibles cambios a:

  • La Ley Dodd-Frank y en particular a la regla Volcker aplicable a operaciones de titularización, y
  • FATCA, y la posibilidad de la imposición de impuestos sobre remesas como parte de una reforma tributaria más amplia.

A continuación, elaboraremos sobre las posibles reformas al sistema financiero y al sistema tributario.

Dodd Frank

Un tema de constante reclamo y preocupación por parte de las instituciones financieras en los últimos años ha sido la carga regulatoria impuesta por la Ley Dodd Frank, la cual fue promulgada en el 2010 en respuesta a la crisis financiera del 2008. El nuevo Gobierno y líderes en el Congreso han expresado oposición a la Ley y en algunos casos han sugerido su derogación completa. Por lo tanto, la elección de Trump y el control del Congreso por parte de los Republicanos auspicia una reducción en la carga regulatoria para empresas de servicios financieros incluyendo a empresas colombianas con operaciones en los EE.UU.

La Regla Volcker

La llamada regla Volcker es uno de los aspectos más controversiales de toda la Ley Dodd Frank. Resumidamente, esta regla impone a los bancos y afiliados de los bancos con presencia en los EE.UU la prohibición de realizar operaciones por cuenta propia o de invertir en fondos de inversión privados. Debido a su amplio alcance, la regla Volcker ha resultado ser un impedimento significativo para instituciones no-estadounidenses haciendo negocios o pensando en hacer negocios en los EE.UU. Por ejemplo, un banco extranjero que mantenga una agencia o sucursal en los EE.UU, sin importar sus dimensiones, está sujeto a la regla Volcker, y deberá cumplir con sus dictámenes sin importar en dónde está incorporada, dónde está basada, dónde realiza sus actividades o con quién hace negocios. El resultado por ende es que las instituciones financieras extranjeras, y en particular las latinoamericanas, se han vuelto cautas al momento de establecer cualquier tipo de presencia en los EE.UU e inclusive algunas han cerrado sus oficinas en dicho país. Adicionalmente, la regla Volcker, y su prohibición de realizar transacciones a nombre propio, ha sido acusada de reducir la liquidez de los mercados capitales de EE.UU.

Le sugerimos leer: ¿Cuáles son los principales peligros y amenazas del populismo?

Los Republicanos han expresado su deseo de eliminar la regla Volcker, y es probable que el Congreso hará de su derogación una prioridad. En el entre tanto, funcionarios nombrados por Trump buscarán adoptar cambios significativos en la forma en la cual se aplica la regla Volcker en la práctica, así reduciendo costos onerosos de implementación. Dichas reformas facilitarían la habilidad de instituciones colombianas para abrir y operar sucursales, agencias y demás tipo de oficinas en los EE.UU.

Umbral Regulatorio para Bancos

La Ley Dodd Frank le impone a los bancos con activos a nivel global por más de US$50 mil millones, incluyendo a bancos extranjeros con presencia en EE.UU (tales como una sucursal, agencia, o subsidiaria), a estándares elevados de regulación prudencial. Al momento que se cruza este umbral, las instituciones financieras se deben someter a estándares y requisitos elevados de capital, liquidez, vigilancia regulatoria y de implementación creando costos de oportunidad y de cumplimiento adicionales.  Por ejemplo, si una institución financiera colombiana con presencia en EE.UU sobrepasa el umbral de US$50 mil millones globalmente, se le requiere someterse a certificaciones de capital, pruebas de capital, pruebas de liquidez, riesgos administrativos y requerimientos de límites de contraparte.

Un número considerable de congresistas Republicanos ha promovido incrementar el umbral de US$50 mil millones o inclusive reemplazándolo con otros indicadores de riesgo sistémico. Ha habido algunos miembros de la Federal Reserve, nombrados por Obama, que han señalado aperturas para incrementar el umbral. El Congreso, controlado por Republicanos, probablemente intentará implementar reformas en este sector, las cuales podrían remover impedimentos al crecimiento del mismo y abonar el terreno para futuras fusiones y adquisiciones.

El impacto de unas futuras reformas dependerá del tamaño de los activos de los bancos latinoamericanos en EE.UU, muchos de los cuales ya sobrepasan el umbral de los US$50 mil millones. Estos podrán ver sus requisitos y costos regulatorios disminuir, mientras que bancos de menor tamaño que se encuentran por debajo del umbral tendrán menos desincentivos para crecer y sobrepasar el umbral. Este cambio también tendría el efecto de convertir a bancos pequeños y medianos en objetivos de adquisición más atractivos.

Swaps

La Ley Dodd Frank creó un sistema comprensivo de regulación de los mercados swap. Se espera que algunos aspectos generales de la Ley permanecerán, tales como la Cámara Central de Contraparte y el requisito de reportar transacciones, sin embargo hay algunos aspectos del programa regulatorio de la Commodity Futures Trading Commission o CFTC que sí se espera que cambien. Por ejemplo, existe un proyecto de ley pendiente enfocado en limitar la aplicación de las reglas de la CFTC a menos transacciones de swaps a nivel internacional y al mismo tiempo prevenir que el umbral para determinar el requisito de registro de “swap dealer” y “major swap participant” sea elevado.

Lea también: Trump solicita al Congreso que investigue presunto pinchazo telefónico

Estas reformas, en dado caso de ser implementadas, significarían que instituciones financieras colombianas verán sus transacciones escapar de los tentáculos de las reglamentaciones de la CFTC. Por otro lado, sus empleados basados en los EE.UU tal vez podrán trabajar con swaps de una manera más cercana.

Fatca

Otro tema regulatorio que en años recientes ha impactado a entidades financieras colombianas es el Foreign Account Tax Compliance Act o FATCA. La complejidad de los requisitos de reportar información y los costos de implementación de FATCA han causado a varias entidades financieras extranjeras a simplemente dejar de realizar transacciones con clientes estadounidenses. Esto a su vez ha resultado en una reducción de ingresos, comercio e incluso menor inversión extranjera proveniente de los EE.UU en estos países. Esto también ha causado dificultades a ciudadanos estadounidenses que viven fuera del país para obtener hipotecas, prestamos, seguros entre otros servicios.

La plataforma oficial del partido Republicano adoptada para las elecciones del 2016 solicitó explícitamente la derogación total de FATCA. Sin embargo, el objetivo de FATCA enfocado en prevenir la evasión de impuestos aún mantiene un apoyo popular y miembros del partido Demócrata con posiciones claves en el Congreso podrían complicar su derogación. Por otro lado, existe la posibilidad que Republicanos y Demócratas lleguen a un acuerdo que reduzca los costos de implementación de FATCA. Aún queda por ver si el Gobierno de Trump se va a enfocar en derogar o en reformar.

En conclusión, algo en lo que críticos y seguidores del nuevo gobierno del Presidente Trump pueden estar de acuerdo, es que este pretende reformar y desregularizar el sistema financiero más grande del mundo.

Por: Gregory Harrington, socio y Mateo Morris, asociado, de la firma de abogados Arnold & Porter LLP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 518

PORTADA

Las mejores universidades de Colombia en 2017

Dinero y Semana Educación presentan un ranking de instituciones de educación superior, medidas por sus resultados en las pruebas Saber Pro de 2016. Los Andes y la Nacional, líderes indiscutibles.