| 11/18/2011 8:44:00 AM

Italia revela reformas, sube costo de endeudamiento de Francia y España

El nuevo gobierno italiano anunció amplias reformas en respuesta a la crisis de deuda europea que disparó el jueves los costos de endeudamiento de Francia y España, y llevó a decenas de miles de griegos a las calles de Atenas.

El nuevo primer ministro de Italia, Mario Monti, reveló amplias reformas para sacar a su país de la crisis y dijo que los italianos enfrentan "una seria emergencia".

Monti, quien cuenta con un 75 por ciento de apoyo según indican sondeos de opinión, ganó con comodidad el jueves una moción de confianza sobre su nuevo Gobierno en el Senado, con 281 votos a favor y 25 en contra.

El enfrentará el viernes otra moción de confianza en la Cámara de Diputados, que también se espera conquiste con facilidad.

"Sólo si podemos evitar ser vistos como el talón de Aquiles de Europa podemos contribuir a las reformas europeas", dijo Monti, quien asumió el cargo el miércoles tras una rápida transición de poder del desacreditado ex primer ministro Silvio Berlusconi.

En Atenas, al menos 50.000 griegos salieron a las calles a protestar, en la primera prueba pública para un nuevo gobierno de unidad nacional, también encabezado por una figura no electa, que debe imponer dolorosos recortes de gasto y aumentos de impuestos si el país quiere evitar la bancarrota.

La policía utilizó gases lacrimógenos contra jóvenes vestidos de negro, mientras algunos manifestantes tocaban tambores, agitaban banderas rojas y gritaban "¡UE, FMI fuera!".

Por su parte, el Gobierno español se vio forzado a pagar los mayores costos de endeudamiento desde 1997 en una venta de bonos a 10 años, con rendimientos 1,5 puntos más arriba del promedio pagado en ofertas similares este año.

Debido a ésto, el euro cayó.

París tuvo una subasta algo mejor, pero tuvo que pagar mucho más por los casi 7.000 millones de euros en papeles gubernamentales. El temor a que la segunda mayor economía de la zona euro se vea arrastrada a la vorágine ha llevado a la crisis de deuda a un nuevo nivel esta semana.

"La zona euro debe entregar algo que calme a los mercados y por el momento los mercados sienten que no se les ha dado algo que los conforte", dijo Marc Ostwald, estratega de Monument Securities.

En Roma, Monti delineó una amplia gama de políticas, incluyendo reformas al sistema previsional y al mercado laboral, una persecución de la evasión tributaria y cambios al sistema impositivo, durante su primer discurso en el Parlamento.

Monti habló el jueves con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la crisis de deuda de la zona euro, según indicaron los tres líderes en un comunicado conjunto.

Con los costos de endeudamiento de Italia en niveles insostenibles, Monti tendrá que trabajar rápido para calmar a los mercados financieros, ya que Roma necesita refinanciar unos 200.000 millones de euros (273.000 millones de dólares) en bonos para fines de abril.

Irlanda, que ha recibido ayuda financiera y ha ganado aplausos por sus medidas de austeridad, también será forzada a hacer más. Dublín elevará su máximo nivel de impuestos a las ventas en dos puntos porcentuales en el presupuesto del mes próximo, mostraron documentos obtenidos por Reuters.

Pero no hay medidas de austeridad en Grecia, Italia, España, Irlanda y Francia que puedan convencer a los mercados sin una acción dramática en el corto plazo que involucre probablemente al Banco Central Europeo (BCE).

Muchos analistas creen que la única forma de detener el contagio por ahora es que el BCE compre grandes cantidades de bonos, una especie de alivio cuantitativo como el llevado a cabo por los bancos centrales de Estados Unidos y Gran Bretaña.

(1 dólar = 0,734 euros)


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?