Revista Dinero

Presidenta argentina Cristina Kirchner.

| 11/23/2012 3:30:00 PM

Fantasma de otro 'default' sobrevuela Argentina

El fallo de un juez de Nueva York para que Argentina pague al contado una deuda de US$1.330 millones a fondos especulativos dejó abierta la puerta la posibilidad de un nuevo 'default' en diciembre, 11 años después de la crisis de 2001, según analistas.

El magistrado neoyorquino Thomas Griesa dispuso que el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner deposite el dinero contante y sonante, tras un juicio de 10 años entablado por los fondos, en un fallo que produjo escalofríos en los mercados y el derrumbe de precios de bonos soberanos.

Los litigantes fueron los fondos especulativos NML y Aurelius, que integran el 7% que rechazó el canje propuesto por Argentina y aceptado por 93% de los tenedores de bonos en 2005 y 2010. "Una opción es que Argentina deposite los 1.330 millones en garantía para no entrar en 'default' y después seguir el caso en la Corte", dijo a la AFP Fausto Spotorno, economista y director de la consultora OJF.

El fondo NML, del financista Paul Singer, tiene también al país contra las cuerdas en Ghana, donde consiguió que un juez embargase y retuviera en puerto a la fragata "Libertad", buque escuela y orgullo de la marina argentina.

La reacción del Gobierno esta semana fue anunciar que presentará un nuevo recurso el lunes ante la Corte de Apelaciones de Nueva York, que ya le ha dado la razón a Griesa, e incluso que llevará el caso a la Corte Suprema de EEUU.

El plazo del 15 de diciembre impuesto por Griesa para depositar el dinero, coloca en un dilema al gobierno de Kirchner, pues coincide con el vencimiento de los intereses por 3.100 millones de dólares de un bono estrella del canje, el Cupón-PIB.

El Cupón-PIB ofrece suculentos rendimientos a los inversores que aceptaron la oferta argentina debido a que se ajusta por el crecimiento de la economía, que fue del 8% anual en promedio.

Los espectros de aquella moratoria
Poco después del vencimiento del 15 de diciembre, el día 24, se cumplirán 11 años de la declaración de moratoria por casi 100.000 millones de dólares que hizo el entonces presidente Adolfo Rodríguez Saá, en medio de una crisis descomunal.

"Si no acata el fallo, Argentina se expone a un 'default' técnico por embargo de los fondos que gire para cancelar los vencimientos de diciembre", advirtió Hernán Lacunza, de la consultora Empiria.

Este delicado escenario había sido previsto por numerosos fondos de inversión estadounidenses que adhirieron al canje y que se presentaron ante el juez Griesa para no resultar perjudicados, de acuerdo con sus escritos.

Pero según los analistas económicos argentinos, Griesa mostró en las últimas audiencias señales de disgusto con frases de Kirchner y su gobierno en el sentido de que "no se pagará ni un dólar a los fondos buitre, carroñeros y usureros". "Una opción sería pagar la deuda reestructurada en otra plaza financiera para evitar embargos. Pero se entraría en 'default' porque en el acuerdo con los bonistas hay una cláusula que dice que se les pagará en el Bank of New York (BoNY)", dijo el economista Aldo Abram, de la consultora Exante.

Por tal motivo, Griesa advirtió en su resolución al BoNY, el agente de pagos de Argentina en EEUU, para que siga las instrucciones del juzgado.

Además, ignoró un pedido de la Reserva Federal (Fed) de no afectar "el sistema de pagos" en EEUU, en buen romance que el caso no impida que se abonen los intereses de los bonos reestructurados en el canje. "¿Quién puede entrar en una reestructuración, donde acreedores y país comparten el costo, si sabe que al final otro que solo tiene paciencia, un buen abogado y un juez permeable, termina cobrando todo 'cash'?", cuestionó el ministro argentino de Economía, Hernán Lorenzino.

En los mercados es vox pópuli que los fondos querellantes apuestan a cobrar el 100% del capital más intereses, cuando en el caso argentino la mayoría aceptó quitas de 50% al 75% del capital y a muy largo plazo.

¿Se sentará precedente sobre otros canjes soberanos?
La reestructuración de la deuda de Grecia, al amparo de la Unión Europea e institutos internacionales, no habría sido posible sin una quita que alcanzó 53,5% de la inversión. "El canje de la deuda griega se emitió en un 100% en moneda local. Pero para canjes con jurisdicción extranjera, este es un antecedente muy negativo porque reduce incentivos a los bonistas de aceptar las quitas y plazos de los gobiernos", dijo a la AFP Marina Dal Poggetto, economista del estudio Bein y Asociados.

Diarios económicos locales y de otros países se preguntan ahora si Argentina está al borde de un nuevo 'default', pero con la paradoja de que esta vez sería en forma involuntaria a causa de un fallo judicial.

El economista Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, estimó en un informe enviado a la AFP que "ayuda a Argentina el elevado nivel de adhesión voluntaria que tuvo el canje". "También juega a favor de Argentina el contexto internacional, donde el proceso de renegociaciones de deuda pública en Europa no terminó con el caso Grecia", agregó, en alusión a las deudas que restan por renegociarse, como la de España.

Ricardo Alfonsín, uno de los líderes de la oposición y excandidato presidencial, coincidió en que "el fallo es lamentable y puede tener implicancias muy negativas no sólo para Argentina sino para cualquier país que se encuentre en situaciones de grave emergencia económica o financiera".

Argentina tiene reservado el dinero para los bonistas del canje en el Banco Central y ha forzado a la sociedad a un duro ajuste, sin venderle ni un dólar para ahorro u operaciones inmobiliarias, entre otras razones para poder pagar la deuda, lo cual ahora está en peligro.


AFP
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×