| 12/9/2010 4:50:00 PM

Facebook y Twitter cancelan cuentas de partidarios de WikiLeaks

Los dos sitios borraron las cuentas de cibernautas que atacaron el sitio de Visa y de otras páginas de pagos por internet luego de que éstas bloquearan las donaciones para WikiLeaks tras la divulgación de cables diplomáticos estadounidenses.

Los cibernautas desafiaron los esfuerzos para bloquear sus ataques y prometieron continuar su campaña comenzando con el sitio de pagos PayPal. Facebook confirmó que eliminó el sitio Operation Payback el jueves porque promovía un tipo de ataques a páginas de internet. El sitio de mensajería Twitter declinó realizar comentarios.

La medida contra los activistas del grupo que dice abogar por la libertad en internet se dio luego de su ataque en la red contra las gigantes compañías de tarjetas de crédito Visa y Mastercard, que cancelaron las cuentas para donaciones a WikiLeaks.

La campaña reapareció en Twitter poco después usando otra cuenta. Expertos dijeron que era poco probable que las cancelaciones tuvieran mucho efecto en la campaña a favor de WikiLeaks pues sus partidarios estaban utilizando diferentes salas de conversación online para organizarse.

Un representante de uno de los grupos involucrados en la campaña dijo el jueves que podrían darse más ataques en represalia por intentar bloquear a WikiLeaks. Amazon, que bloqueó el uso de su servidor para WikiLeaks la semana pasada, fue blanco de un breve ataque, pero los activistas dijeron que el sitio era muy grande para ellos, por el momento. "No podemos atacar Amazon actualmente. El plan era hacerlo, pero no tenemos fuerzas suficientes", según un mensaje publicado en Twitter.

Los cibernautas dijeron que en cambio atacarán a PayPal, que suspendió la cuenta de WikiLeaks que la organización utilizaba para recaudar donaciones. WikiLeaks enfureció a Washington al comenzar a divulgar cables diplomáticos secretos, a veces embarazosos, luego de publicar documentos sobre las guerras de Afganistán e Irak.

En una carta en la red, el grupo Anonymous dijo que sus activistas no eran ni vigilantes ni terroristas. Y añadió: "la meta es simple: ganar el derecho de mantener internet libre de cualquier control de cualquier entidad, corporación o gobierno".

La campaña en internet comenzó tras el arresto en Gran Bretaña del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por supuestos crímenes sexuales cometidos en Suecia. El australiano de 39 años se encuentra en una cárcel en Londres, a la espera de una audiencia por extradición.

APOYO DE LULA, PREOCUPACION ONU
Assange, quien logró el apoyo de personalidades como el cineasta británico Ken Loach, también obtuvo el jueves el respaldo del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. "Aparece el tal WikiLeaks y desnuda a la diplomacia que parecía inalcanzable, parecía la más correcta del mundo, y ahí comienza una búsqueda. No sé si colocaron carteles como en los tiempos del Lejano Oeste, se busca vivo o muerto, y capturaron al muchacho", dijo Lula en Brasil. "Si él lo leyó, es porque alguien lo escribió. El culpable no es el que lo divulgó, la culpa es de quien escribió. Por lo tanto, en vez de culpar al que divulgó, culpen al que escribió la tontería, porque sino no habría el escándalo que hay", agregó.

En Moscú, en tanto, el primer ministro Vladimir Putin dijo que el arresto de Assange mostraba que Occidente era hipócrita en sus críticas a los antecedentes democráticos de Rusia.

Cuando se le consultó sobre cables diplomáticos divulgados en los que se referían a él como el mandatario "macho-alfa" de una burocracia corrupta, Putin cuestionó si el Servicio de Relaciones Exteriores de Estados Unidos era una "fuente cristalina de información". "Si esto es una democracia, entonces ¿por qué han escondido al señor Assange en prisión? ¿Qué es eso, democracia? Es como dicen en el campo, las vacas de algunos pueden mugir pero las tuyas deben quedarse calladas", añadió.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, expresó también su preocupación por las informaciones que indican que se estaría presionando a empresas privadas para que suspendan servicios financieros o de internet relacionados con WikiLeaks.

Pillay dijo que tomadas en su conjunto, las medidas podían ser interpretadas como un intento de impedir la publicación de WikiLeaks, lo que constituiría una violación de su derecho de libertad de expresión. "Estoy preocupada por los informes sobre presiones ejercidas a empresas privadas incluidos bancos, empresas de tarjetas de crédito de donaciones a WikiLeaks, así como cancelar el servidor de la página web", dijo en una conferencia de prensa. "Si WikiLeaks ha cometido un acto ilegalmente reconocible entonces eso debe ser manejado a través del sistema legal y no por intermedio de presión e intimidación incluyendo a terceras partes", añadió, sin elaborar.

WikiLeaks ha continuado con la filtración de cables pese a los problemas legales que enfrenta su fundador.

En algunos cables divulgados el jueves, los diplomáticos estadounidenses informaban que el comercio ilícito de diamantes en Zimbabue causó el asesinato de miles de personas, enriqueciendo a aquellos cercanos al presidente Robert Mugabe, y había sido financiado en parte por el banco central. El principal abogado de Assange en Londres ha negado que el australiano ordenara los ataques en internet.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?