| 6/15/2012 10:00:00 AM

Españoles alcanzan deudas récord

La deuda pública española creció en 5,36 puntos en el primer trimestre hasta alcanzar el 72,1% del Producto Interno Bruto (PIB), la tasa más alta registrada hasta el momento, informó el Banco de España.

;
DW
En números enteros, el conjunto total de la deuda acumulada por la administración central, las comunidades autónomas y los municipios se elevó hasta los 774.549 millones de euros (unos US$980.000 millones). En comparación con el primer trimestre de 2011, el endeudamiento aumentó un 13,2%.

El Banco de España indicó que el principal aumento lo registró la deuda de la administración central, que se incrementó un 5,92% frente al cierre de 2011, hasta los 592.572 millones o el 55,2% del PIB.

El endeudamiento de las comunidades autónomas creció un 3,59% hasta los 145.118 millones de euros o el 13,5 por ciento del PIB, mientras que el de los municipios aumentó un 4,06 por ciento, hasta los 36.860 millones, el 3,4 por ciento del PIB.

En un informe difundido en la víspera, la agencia calificadora de riesgo crediticio Fitch estimó que la deuda del Estado español llegará hasta el 84 por ciento del producto interno bruto a finales del 2012, casi 45.000 millones de euros más de lo previsto por el gobierno de Mariano Rajoy.

En sus últimas previsiones macroeconómicas, de finales de abril, el Ejecutivo español pronosticó que la deuda llegaría hasta el 79,9 por ciento a finales de año, aunque hasta entonces no se había solicitado el préstamo de hasta 100.000 millones de euros para sanear la banca española.

España se ve sometida a una incesante presión por parte de los mercados financieros. Con todo, la jornada de hoy comenzó con una ligera relajación de la prima de riesgo, que minutos después de las 9:00 de la mañana se redujo hasta los 538 puntos, cinco menos que al cierre del día anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?