| 8/2/2016 12:01:00 AM

Los empleados hablan mejor inglés que sus jefes en más de 32 países

Los altos directivos de más de 32 países del mundo tienen un nivel de inglés más bajo que el de los mandos intermedios y el personal, según lo reveló un estudio divulgado este martes por la organización EF Education First.

El Índice del nivel de inglés de EF para empresas, aplicado a más de 105.093 empleados en el mundo, desveló que el nivel de inglés de los empleados supera al de sus jefes en casi la mitad de los países encuestados.

Dicha investigación afrima que “existe una gran diferencia entre el nivel más alto y el nivel más bajo de competencia en lengua inglesa de los trabajadores” en términos generales.

Y es que a pesar de que el nivel de inglés es bajo en empresas de todos los tamaños, el dominio es aún más bajo en aquellas organizaciones con ingresos inferiores a los US$50 millones.

Lea también: ¿Cómo debería impartirse la educación del siglo XXI?

“Esto refleja el hecho de que la mejora del nivel de inglés haya sido mucho más que una prioridad inmediata para las empresas más grandes, que tienen más probabilidades de operar a través de las fronteras y también disponen de más recursos para la formación lingüística”, explica el documento.

EF Education First explica que el objetivo del informe es “establecer puntos de referencia nacionales e internacionales del inglés de los empleados, con los que el personal y las empresas puedan evaluar su competitividad comunicativa”.

“En segundo lugar, evaluar por qué las empresas de algunos países y sectores consiguen mejores resultados que otras y destacar ejemplos de mejores prácticas”, destaca el documento.

Es preciso señalar que los países del Norte y Centro de Europa, así como Argentina, presentan el mejor nivel de inglés entre sus empleados.

Lea también: Así funcionan las instituciones académicas más innovadoras del mundo

En la mayoría de estos países, según el documento, el inglés ha sido tradicionalmente importante (Escandinavia, Bélgica, Países Bajos, Suiza y Argentina).

Sin embargo, “Polonia constituye un interesante ejemplo de un país que ha conseguido dominar el inglés más recientemente”, detalla la investigación EF Education First.

Otro de los ejemplos a destacar es el de Alemania, en donde el inglés se imparte a todos los estudiantes en la escuela pero la mayoría de los materiales audiovisuales están doblados.

Para el caso de España la enseñanza de ese idioma en la escuela aún está en una edad prematura y por ello EF Education First argumenta que es “demasiado pronto como para que tenga efecto sobre la mayor parte de la población adulta”.

“La República Checa, al igual que Polonia, ahora es una sociedad mucho más abierta y actualmente se imparte el inglés en la escuela”, precisa el informe.

Una de las principales conclusiones de esa organización es que la mayoría de mercados emergentes, junto con Francia e Italia, tienen empleados con un bajo dominio del inglés.

En estas naciones el idioma se enseña como asignatura secundaria en la escuela, en donde además la “calidad suele ser baja y se utilizan métodos obsoletos”.

Finalmente, explica que “tener un buen nivel de inglés a lo largo de toda la organización, desde el personal más joven a los directivos senior, conlleva beneficios considerables”.

Con una empleabilidad cada vez más globalizada, se fomenta la difusión de la información, el intercambio de conocimiento y la promoción de la innovación y la colaboración a lo largo de la empresa a todos los niveles”, concluye.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?