| 3/20/2012 1:00:00 PM

Ecuador pide a UE garantías para negociar como Colombia y Perú

El ministro de la Producción de Ecuador, Santiago León, explicó que su país está dispuesto a negociar un acuerdo comercial con la Unión Europea como lo hicieron Colombia y Perú, siempre y cuando se respeten algunas particularidades ligadas al modelo de desarrollo ecuatoriano.

"Cualquier cosa que firme Ecuador tiene que estar en el marco general ya negociado, no podemos pretender que la Unión Europea cambie todo un modelo de negociación ya generado, eso lo tenemos clarísimo", indicó León en una entrevista con Efe en Bruselas, donde ayer se reunió junto al canciller, Ricardo Patiño, con autoridades comunitarias para evaluar una reanudación de las negociaciones.

"Lo que también hemos sido sumamente claros en manifestar es que Ecuador tiene ciertas particularidades, ciertas especificidades, que quisiéramos que se respeten y se tomen en cuenta", agregó.

León señaló que la UE "entiende" la visión de Ecuador, y que está dispuesta, "dentro de ese marco, a respetar las especificidades y a lo que lleguemos en las negociaciones con Ecuador".

En concreto, se refirió a que la UE debe respetar las herramientas de desarrollo económico del país, como por ejemplo las compras públicas.

"Utilizamos las compras públicas para incentivar sobre todo a pymes en Ecuador, que nos proveen uniformes para las escuelas o servicios de limpieza o alimentación, entre otros productos", indicó.

En ese sentido, aseguró que "nosotros siempre vamos a dar preferencia a la producción nacional, y eso es una herramienta que no sólo utiliza Ecuador, sino que la UE y muchos países también lo hacen".

El ministro recalcó que su país sí que está interesado en las inversiones, la tecnología y la transferencia de conocimiento de Europa.

"Las inversiones, la venta de servicios o cualquier interés que tengan empresas de la UE, son más que bienvenidas en el país", señaló.

Para León, ha quedado explicada ante la UE la posición de Ecuador de querer negociar un acuerdo "fundamental" para el país, y "abierto el espacio" a abordar un tratado "mucho más favorable" al tipo de desarrollo económico que busca el presidente Rafael Correa, "basado en el ser humano".

"No queremos el comercio como un fin en sí mismo, sino como una herramienta de desarrollo económico. En eso coincidimos con la UE", enfatizó, y dejó abierta la posibilidad a que el tratado incluya aspectos, además de comerciales, de diálogo político y cooperación, a pesar de que Bruselas ha insistido en que sólo negociaría un acuerdo tan completo con el conjunto de la Comunidad Andina.

El ministro destacó que, a continuación, tras "ponerse de acuerdo sobre el tipo de acuerdo" que quieren negociar, la UE y Ecuador resolverán a nivel técnico "dudas puntuales" sobre compras públicas y sectores estratégicos, tras lo cual esperan acordar una fecha para retomar las negociaciones.

Señaló también que hicieron un balance de todo lo negociado hasta 2009 -cuando Ecuador decidió salir de la mesa de negociación al considerar que no cumplía sus expectativas-, y consideró que serían necesarias dos rondas de negociaciones más y una "ronda de cierre" para tener listo el tratado comercial.

Preguntado por si una eventual entrada de Ecuador en el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) pudiera afectar las tratativas con la UE, León indicó que su país "está analizando la posibilidad de un potencial ingreso" después de haber recibido la invitación de ese "mercado americano importante", y que se tomará el tiempo necesario para estudiarla.

"Por otro lado, también hemos manifestado claramente nuestra voluntad de firmar un acuerdo comercial con la UE. De hecho, mucho más adelantadas están las conversaciones con la UE que con Mercosur", dijo.

Sobre las consecuencias de un posible giro de Ecuador hacia el Mercosur en el proyecto de la Comunidad Andina de Naciones (constituida además por Colombia, Perú y Bolivia), el ministro afirmó que, desgraciadamente, la integración de la región andina no ha avanzado todo lo que hubieran deseado.

"No nos hemos podido poner de acuerdo en muchos temas que otros bloques han logrado", admitió, aunque precisó que las relaciones de Quito con sus países vecinos, "sobre todo con Colombia y Perú, pasan por un excelente momento, estamos empezando a zanjar ciertos inconvenientes que había, sobre todo en materias comerciales".

"Se está dando un nuevo impulso a una nueva integración de los países andinos", resumió, y añadió que "bajo ningún concepto podríamos decir que el eventual ingreso de Ecuador en el Mercosur tendría por qué resquebrajar sus relaciones con la Comunidad Andina".


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?