| 7/31/2012 8:00:00 AM

Economía de Estados Unidos pierde el impulso

El gasto de los consumidores estadounidenses cayó en junio por primera vez en casi un año si se le descuenta la inflación, lo que sugiere que la economía perdió impulso sobre el final del segundo trimestre.

El gasto cayó un 0,1 por ciento al ser ajustado por inflación, dijo el martes el Departamento de Comercio.

Antes del ajuste por el costo de vida, el gasto permaneció plano, desafiando las expectativas de un alza del 0,1 por ciento.

Este dato es uno de los tantos que conocerá la Reserva Federal de aquí al miércoles, cuando dará a conocer el comunicado con las conclusiones de su reunión de política monetaria.

La Fed está bajo una creciente presión para actuar con el fin de dar un estímulo a una economía que se desacelera. La marcha de la economía es, además, clave para las esperanzas del presidente Barack Obama de ser reelecto en noviembre.

El Gobierno ya confirmó la semana pasada que el crecimiento de la economía se desaceleró en el segundo trimestre, en parte por el menor ritmo del consumo en un año. Las cifras del martes mostraron que el gasto perdió impulso durante todo ese período cuando se descuenta la inflación.

El ingreso de los estadounidenses creció levemente más de lo esperado en junio y anotó su mayor alza en tres meses, pero en vez de gastar estas entradas extras, los estadounidenses prefirieron ahorrar.

Los analistas consultados por Reuters esperaban un incremento del 0,4 por ciento en el ingreso, que tras descontarle la inflación subió un 0,3 por ciento.

Ante el alza de los ingresos ajustados por inflación y la baja del gasto, la tasa de ahorro de los hogares creció a un 4,4 por ciento, su nivel más alto en un año.

"En conjunto, estas cifras sugieren que la economía estadounidense está estancada", dijo Matthew Lifson, analista de Cambridge Mercantile Group, que consideró preocupante que los consumidores no estén gastando.

Mientras, las presiones inflacionarias parecen estar contenidas. Un índice que mide el gasto en consumo personal subió un 0,1 por ciento en junio y en la medición anual aumentó un 1,5 por ciento, bajo la meta de la Fed, que es de un 2 por ciento e igualando la lectura de mayo, que había sido la más baja desde enero del 2011.

La llamada medición subyacente de este índice, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, aumentó un 1,8 por ciento en los 12 meses a junio. Reuters
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?