| 4/28/2010 7:00:00 AM

Crisis de deuda europea domina encuentro financiero

La crisis financiera de Grecia y Portugal — y los temores de que se extienda a otros países de la eurozona — dominarán previsiblemente el encuentro del miércoles entre la canciller alemana Angela Merkel y los presidente del Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Los mercados tienen puestos los ojos en Merkel, el director gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn y el presidente del BNC Jean-Claude Trichet, junto con otros, al día siguiente de que los bonos de la deuda griega fueran degradados a la categoría de basura financiera y los de Portugal descendieran dos escalones en la calidad de sus obligaciones soberanas.

Los inversionistas temen que algunos gobiernos europeos, ya profundamente afectados por la crisis económica, no podrán pagar sus deudas.

La crisis ha minado el valor del euro y ha fomentado el temor de que los gobiernos tendrán que pagar mayores intereses por endeudarse, perjudicando el crecimiento, los gastos sociales y elevando los impuestos.

Grecia sostiene que no puede cumplir sus obligaciones crediticias sin el plan de rescate y existe el temor que España e Italia puedan encarar una situación parecida.

La crisis ha empeorado al retrasar Alemania la aprobación de su aporte en el plan de 45.000 millones de euros (US$59.800 millones) de las otras 15 naciones de la eurozona, así como el FMI.

Alemania aportará la parte del león, 8.400 millones de euros pero necesita la aprobación del Parlamento.

Las bolsas de valores de todo el mundo cayeron el miércoles en picado ante el temor de que la crisis de la deuda griega se extienda al resto de Europa tras haber degradado la calidad de los bonos soberanos helenos una de las agencias más señeras de calificación de riesgos a la categoría de basura comercial, además de reducir la calidad de la deuda de Portugal. Los inversionistas creen que Atenas tendría que incurrir a la postre en el impago o reestructurar su deuda incluso si el rescate le permite mantenerse a flote más allá del 19 de mayo cuando debe cancelar casi 9.000 millones de euros.

Un indicador clave de actitudes hacia Grecia — la diferencia entre el bono griego a 10 años y el equivalente alemán — llegó a 9,63 puntos, de los 6,4 puntos el martes.

Ello equivale a pagar un interés por sus bonos soberanos a 10 años de casi el 13%, cuatro veces más que el bono alemán equivalente.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?