| 3/17/2012 6:00:00 PM

Crisis: aumentan los jóvenes que regresan al “hotel mamá”

Las dificultades económicas en Estados Unidos llevaron a que el 48% de los adultos jóvenes, entre los 25 y los 34 años, regresaran a vivir en la casa familiar, este podría ser el primer paso para el fin de la independencia de esta población, según un informe divulgado por el Centro Pew de Investigación Social.

En cuanto a grupos étnicos, el 38% de los jóvenes blancos, el 32% de los negros y el 45% de los hispanos vive o ha vivido recientemente en casa de papá y mamá.

En la sociedad estadounidense, al menos hasta hace una década, la norma era que los jóvenes abandonaran el hogar de sus padres al graduarse de la secundaria o poco después, para emprender sus estudios superiores o porque se empleaban y establecían domicilio propio.

Los datos del censo muestran que en 1940 casi el 28% por ciento de los adultos jóvenes vivía en un hogar "multigeneracional" y esa proporción disminuyó al 11% hacia 1980.

En 2010, casi el 22% de las personas entre los 25 y los 30 años residía en un hogar compartido con personas de diferentes edades.

"Tres de cada diez adultos jóvenes han estado en esa situación durante las dificultades económicas de años recientes, y el 78% indica que está satisfecho con esa solución, mientras que el 77% se muestra optimista acerca de su situación financiera futura", indicó el estudio.

El 48% de los adultos jóvenes que han retornado a vivir en la casa familiar indicó a los encuestadores que esa mudanza "no ha marcado una diferencia" en su relación con padres y madres, en tanto que el 25% señaló que había tenido un impacto negativo y el 24 por ciento dio cuenta de un efecto positivo.

La gran mayoría de los hombres y mujeres de 25 a 34 años que ha retornado a la casa paterna lo ha hecho por problemas económicos: casi el 78 por ciento de estos adultos encuestados por Pew indicó que no tenía dinero suficiente para vivir como les gustaría.

"Una de las razones por las cuales los adultos jóvenes que viven con sus parientes se muestran relativamente optimistas acerca de situación es que ésta se ha convertido en un fenómeno tan generalizado", señaló el informe.

El 61% de este contingente de adultos indicó a Pew que tiene amigos o miembros de la familia que en los últimos años han debido volver a vivir con sus progenitores. El 29% de los padres y madres de adultos jóvenes da cuenta de que uno de sus hijos o hijas ha retornado al hogar en años recientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?