| 11/13/2013 12:00:00 AM

Nuevas tecnologías para los asfaltos del país

La adición de polímeros a la sustancia que recubre las nuevas carreteras del país permite mayor durabilidad y menor ruido.

El atraso vial del país comienza a ver luz al final del largo túnel. Al parecer, con las concesiones de cuarta generación, se iniciarán los tan esperados miles de kilómetros de vías de doble calzada y de las redes secundaria y terciaria que tanto necesita la economía nacional.

Uno de los componentes que más se usa en la construcción de carreteras es el cemento asfáltico. Esta sustancia es un derivado del petróleo y es la que usualmente se ve en las carreteras nacionales, que es de color negro y que debe responder con las especificaciones del Invías.

En Colombia Ecopetrol es el gran productor de cemento asfáltico con más de 40.000 toneladas por mes. Este material se lleva a las obras por medio de cuatro canales de distribución, de los cuales Humberto Quintero O y Cia. SCA., además de transportarlo lo modifica adicionándole polímeros.

Según Víctor Palencia, funcionario de Humberto Quintero O y Cia. (empresa que comercializa, modifica y transporta el cemento asfáltico) el asfalto modificado con polímeros ofrece un menor ruido de rodadura en la carpeta asfáltica, además de tener alta resistencia al envejecimiento, a los cambios de temperatura y ser altamente impermeable y flexible, entre otras características que aumentan la vida útil y reducen los costos de mantenimiento.

Que un asfalto sea más resistente al envejecimiento significa que, además de durar más, permanece bien negro durante toda su vida útil. Y la importancia de la resistencia a los cambios de temperatura es que en un país como Colombia, donde la diferencia entre la madrugada y el medio día puede ser hasta de 20 o 25 grados centígrados, hace necesario la adición de los polímeros o, de lo contrario, a bajas temperaturas la carpeta asfáltica se resquebraja y, a muy altas, se produce ahuellamiento.

La modificación del cemento asfáltico supone un reto ambiental pues debe hacerse con suficiente temperatura para lograrlo. Pero la fuente de energía para el calentamiento no debería contaminar, razón por la cual las calderas se alimentan con aceite de motor recuperado, el cual proviene de los cambiaderos de aceite alrededor del país o de las mismas flotas transportadoras de asfalto. Por lo tanto Humberto Quintero O y Cia, recupera aceites que de otra manera terminaría en vertederos contaminantes.

La modificación del cemento asfáltico se hace en instalaciones especialmente diseñadas para tal fin, como la planta de Humberto Quintero y Cia., que tiene capacidad para 420 toneladas al día de cemento asfáltico modificado y 380 de emulsión asfáltica (que es el ‘pegamento’ que se usa para fijar el asfalto a la cama de recebo de la carretera en construcción). Esta planta puede estar del orden de 14 mil o 16 mil millones de pesos de inversión.

Las nuevas carreteras del país se benefician así de las nuevas tecnologías de los asfaltos con que se construyen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?