| 9/22/2015 5:00:00 AM

Volkswagen no es el único caso de manipulación y encubrimiento en la industria automotriz

El escándalo del los sistemas de escape manipulados en Volkswagen amenaza la reputación de la empresa y supondrá multas millonarias. Pero hay otros precedentes sentados por algunas compañías en Estados Unidos.

Septiembre de 2015: Pruebas de emisión manipuladas por VW

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos acusa a Volkswagen de haber manipulado la medición de gases emitidos por sus motores diésel. Se trata de un software usado por modelos de VW y de Audi con el que se puede desconectar durante la conducción la reducción de determinadas emisiones tóxicas. El resultado de esta manipulación es que los coches superan en hasta 40 veces los límites de emisión establecidos para la protección del medio ambiente. El consejero delegado Martin Winterkorn ha admitido las acusaciones de manipulación. La compañía podría enfrentarse a sanciones de miles de millones de euros.

 2014: Escándalo del airbag Takata

Bajo la presión de la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, NHTSA, el fabricante de airbags japonés Takata admite un defecto por el que casi 34 millones de automóviles son llamados a revisión. Afectó a fabricantes como Toyota, Nissan, Honda, Ford y Chrysler. O a la alemana BMW. El cojín de aire que debería garantizar mayor seguridad en el vehículo podía incluso explotar lanzando además piezas metálicas, se decía. Takata produce una quinta parte de todos los airbags del mundo y tiene varias plantas en Alemania. Seis muertes se asociaron directamente a aquel defecto de fabricación, además de un centenar de heridos.

2013: Encendido defectuoso y encubrimiento en General Motors

El mayor fabricante estadounidense de automóviles ocultó durante años un defecto en las cerraduras de contacto. La llave de encendido podía saltar accidentalmente a la posición de apagado. Eso podía provocar que se apagara el motor durante la conducción, así como sistemas como la dirección asistida, el airbag o el servofreno. Se han asociado con el defecto 124 muertes y 275 heridos. En febrero de 2014 GM empezó a llamar a revisión a 2,6 millones de vehículos vendidos entre 2003 y 2011, aunque internamente el problema había sido reconocido un año antes. La compañía acordó pagar 900 millones de dólares a las autoridades estadounidenses. Y otros 625 millones a un fondo de compensación.

2012: Falso consumo en Hyundai y KIA

Los vehículos de la automotriz surcoreana Hyundai y de su filial KIA requieren más gasolina de lo que indican. Las pruebas de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos muestran que los automóviles consumen hasta 1,5 litros más por cada 100 kilómetros. La casa matriz pidió disculpas a sus clientes y se comprometió a compensar a los compradores afectados. En 2014 ambas firmas fueron condenadas a multas de un total de 300 millones de dólares.

2009-2010: Acelerador que se atasca en Toyota

Toyota realizó esos años una retirada masiva de vehículos debido a aceleradores que se atascaban y a esterillas que también podían interferir, al deslizarse, en los pedales. La Oficina del Fiscal de Estados Unidos acusó al fabricante japonés de haber encubierto la magnitud del problema y de haber mentido repetidamente al público. En marzo de 2014, Toyota pagó como parte de una compensación para evitar un proceso criminal 1.200 millones de euros.

(DW)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?