| 8/30/2014 8:00:00 AM

Las playas del mundo vestidas por colombianos

Saha Swimwear ha conquistado las playas de 36 países por la originalidad de sus diseños que mezclan texturas, materiales y detalles. Actualmente esta compañía tiene un crecimiento anual cercano al 22%.

Modamar es la empresa bajo la que opera Saha Swimwear, una marca de trajes de baño y ropa de playa que fue fundada en Colombia en 2006.

La empresa fue creada por Mónica Echeverri y Carlos Laverde quienes, bajo el interés de Mónica por la moda y los trajes de baño, crearon Saha, haciendo referencia a una expresión en oriente que exalta lo bello y estético. Echeverri inició vendiendo sus propios vestidos de baño a sus amigas y conocidos, lo que fue para ella un proceso en el que identificó las necesidades de las mujeres que no eran satisfechas por las marcas del mercado: una propuesta diferencial y valor agregado.

Trabajan bajo dos premisas, el balance y la comodidad, por lo que crean prendas funcionales con costuras no visibles haciendo que sus diseños se distingan y sean protagonistas como referentes en la moda en publicaciones internacionales como Sports Illustrated, Vogue LA, Instyle, Lucky, Shape, Apparel News de Los Ángeles, entre otras.

La empresa está conformada por tres departamentos (diseño, producción, financiero y administrativo) que alcanzan 23 empleados.

Modamar se ha abierto camino en el mercado internacional por su participación en ruedas de negocios y ferias internacionales del sector desde 2008 y para 2014 esperan un crecimiento en sus ventas del 22%. Desde que iniciaron a exportar, Estados Unidos, Rusia, Grecia, Medio Oriente, Japón y Australia, son los países que más acogida le ha dado a sus prendas.

Además, exportan a países como Aruba, Bolivia, Canadá, Costa Rica, Curacao, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Puerto Rico, Venezuela, República Checa, Francia, Suecia, Reino Unido, España, Portugal, Bélgica, República de Mauricio, República de las Seychelles, Malasia, Singapur y Emiratos Árabes.

En el 2013, a través de la gestión de Proexport, lograron acuerdos comerciales con compradores de Estados Unidos, Canadá, Holanda y el Caribe y la participación en la macrorrueda 50 en Bogotá y Mode City 2013 en París.

Para esta compañía, lo más difícil para exportar ha sido entender el comportamiento de compra de las consumidoras en cada área y lograr estandarizar una propuesta que sea lo suficientemente atractiva para el mundo entero. Finalmente reconocen que el mercado internacional busca que la marca ofrezca piezas innovadoras y que no pierdan la esencia de sus diseños, lo que consideran es el ADN de su empresa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?