| 7/18/2014 7:00:00 AM

Una guerra con olor a café

La competencia en el mercado de la bebida insigne del país comenzó. Con la recién llegada Starbucks, las marcas Juan Valdez y Oma, entre otras, tienen que dar la pelea con calidad, servicio, experiencia y precios. Hay para todos.

A las ocho de la noche, un día después de la apertura de la primera tienda en Bogotá de una de las empresas estadounidenses más reconocidas y grandes del mundo, el campo de batalla, el Parque 93 lucía así: en Starbucks había una fila de unas 20 personas esperando a entrar al sitio. La novedad hace de las suyas e invita a la gente a conocer la tienda. La ‘fiebre’ durará un buen tiempo y después, muy seguramente, ya no se verá la larga línea a la entrada. Aunque los precios son más elevados, esto lo compensa el tamaño de las porciones, que son más grandes.

La franquicia de Starbucks en Colombia será operada por la compañía Alsea, cadena mexicana de restaurantes y cafés, y una de las más poderosas del país azteca. Por su parte, el Grupo Nutresa también está en el negocio con una participación del 30%. Colcafé, una de las marcas de la multilatina, provee café desde el 2008 a Starbucks globalmente. La empresa tiene cuatro plantas de producción en Colombia: dos de café soluble, donde tienen una participación de mercado del 41,4% y dos de tostado y molido, con 57,3%

A un lado del cuadrilátero está Oma con todas sus mesas ocupadas, pero sin fila, y con una oferta que además de cafés, pastelería y postres, incluye una amplia carta de entradas, ensaladas, sopas, platos fuertes y bebidas.

Dinero.com quiso conocer la opinión de Oma sobre la llegada del fuerte competidor e indagó acerca de los planes de la compañía. Sin embargo, la única respuesta obtenida fue “venimos trabajando en diferentes temas para mejorar como marca; no por la llegada de la competencia”, dijo Diego Perilla, jefe de Mercadeo de OMA.

Y en la otra esquina, está Juan Valdez. Su local es mucho más pequeño y el jueves en la noche, no estaba completamente lleno, pero había suficiente gente. Procafecol asegura que la llegada de Starbucks hará que el consumo de café aumente y que se dinamice el mercado.

La compañía colombiana afirma que está lista para enfrentar no solo a la gigante estadounidense, sino también a los nuevos jugadores que lleguen. Su estrategia está enfocada en resaltar la "colombianidad" y que el consumidor “pueda vivir una verdadera experiencia en una taza de café perfecta, donde profundice en el conocimiento de los tipos de café y, por medio de las diferentes preparaciones artesanales, pueda exaltar los atributos de cada uno de los cafés con los que cuentan nuestras regiones”.

En promedio una persona toma cuatro tazas al día y además, "ir a tomar café" es uno de los planes más populares entre los jóvenes y adultos (con una gran variedad de opciones nada más en el mercado bogotano). A esto se suma que el poder adquisitivo de los colombianos ha venido creciendo y justamente, las otras tiendas de Starbucks estarán ubicadas en zonas de nivel socieconómico 5 y 6.

Cada marca tiene lo suyo y son empresas que ya están consolidadas y posicionadas en el mercado. Starbucks dice que llega con humildad y respeto; por su parte, en Juan Valdez y Oma, pocos son los temores frente a este. Todo indica que hay suficiente pastel para todos.

¿Y los precios?
La gran pregunta que se están haciendo los consumidores es cuáles son los precios, una de las variables más importantes en las decisiones de compra. Estos son los valores de los principales productos de las tres marcas.

Juan Valdez
Cappuccino 9 onzas $4.000
Espresso doble $3.200
Latte caliente $3.900 
Granizado leche $5.100
Croissant de queso $2.900 
Torta de zanahoria $4.000

Oma
Capuccino grande $5.500
Espresso $2.900
Latte $3.700
Granizado con salsa moka $4.300
Croissant sencillo $2.500
Torta de naranja $6.000

Starbucks
Capuccino pequeño $5.500
Espresso $3.500
Café Latte $5.500
Frapuccino pequeño $7.800
Croissant de mantequilla $3.800
Torta de zanahoria $6.800
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?