| 8/31/2012 7:00:00 AM

Suplantan al “señor arroz de las señoras”

En entrevista con Dinero.com, Molino Florhuila denuncia la falsificación y usurpación de sus marcas Florhuila y Roa, afectando las ventas hasta en un 80% en algunas zonas.

Frente al tema, la organización hizo las denuncias penales correspondientes, ha acompañado algunos operativos de la Fiscalía, pero siente que hace falta más agresividad de las autoridades para avanzar más en el caso.

Así lo describe el gerente de Molino Florhuila, Hernando Rodríguez, quien agrega que a pesar de contar con marcas muy reconocidas en el mercado, la empresa se ve perjudicada también por la persecución de la delincuencia y la extorsión, pues sus operaciones se encuentran en zonas coyunturales en el tema de orden público: Huila, Tolima y Meta.

A propósito de ello y reconociendo que las autoridades apoyan en alguna medida, el directivo de la compañía arrocera expone que tienen que meter dentro del presupuesto un rubro considerable para el tema de seguridad.

Se trata de armamento para su personal especializado, carros blindados, vehículos para los escoltas, vehículos que se encargan de la inteligencia, entre otros.

Para la compañía, los últimos dos años han sido atípicos, por las dificultades que se han presentado para el sector. Sin embargo, actualmente cuenta con el 25% del mercado nacional.

En cuanto al mercado internacional, Rodríguez dice que se está preparando con la formación de una oficina de comercio internacional con la que pretenden llegar a mercados factibles como Centroamérica con productos especiales, pues enfatiza que con arroz excelso es muy difícil, precisamente por la competitividad respecto a países como Ecuador.

También señala que están invirtiendo en tecnología e innovación  para buscar mayor eficiencia. “Cada año la compañía aumenta su inversión en 10%, pero este año ya alcanza el 15%”, afirma el ejecutivo de la molinera.

Respecto al sector, Rodríguez advierte que la industria pasa por una situación muy delicada debido a varios factores que enumera así:

El factor fitosanitario para el agricultor: desde hace unos tres años se vienen presentando en los cultivos unas bacterias y unas plagas que afectan la productividad de campo, cayendo cerca de 40% en promedio.

El contrabando: impulsado por el ítem anterior, ha sido un factor muy grave con los países fronterizos, lo que se ha dado por la carencia de una política gremial arrocera, la cual debería ser concebida e impulsada en el seno del Consejo Nacional del Arroz, dirigido por el Ministerio de Agricultura.

Planeación agropecuaria: para lo cual los empresarios del sector han querido que se tenga en cuenta el acuerdo con la Comunidad Andina.

Aunque la tierra en Colombia es la adecuada para el cultivo del arroz, el directivo de la compañía dice que los agricultores necesitan tecnología, la cual es muy costosa, para ganar mayor competitividad. “Actualmente Colombia tiene uno de los precios de arroz más altos del mundo”.

Hay grandes oportunidades, pero hay que crear los distritos de riego que están proyectados en la región del Ariari, Huila y Tolima, que son zonas muy productivas”, concluye Hernando Rodríguez.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?