| 1/22/2013 11:20:00 AM

Operadores nuevos no traen resultados positivos

En otros países el mismo mercado y la libertad de los usuarios de escoger su operador de preferencia se han encargado de equilibrar el mercado.

A excepción de Colombia ningún regulador en la región ha emitido leyes o resoluciones específicas para modificar la posición dominante (llámese de Claro, Movistar o Tigo).

Así lo afirma el director para América Latina y el Caribe de 4G Américas, Erasmo Rojas, quien asegura que el mismo mercado y la libertad de los usuarios de escoger su operador de preferencia se han encargado de ello.

Rojas también opina sobre la subasta de espectro para 4G, un proceso que ha sido polémico por que hay interesados en entrar al negocio pero, según ellos, no hay claridad en las condiciones y no hay garantías de competencia en el mercado.

Sobre eso, dice que la dominancia en voz no significa una dominancia de facto en datos; solo la creatividad comercial y soluciones técnicas de los operadores creará la adopción de internet móvil que forma parte del plan “Vive Digital” lanzado en Octubre 2010 por el gobierno.

El directivo sostiene que solamente los inversionistas que hayan demostrado un compromiso serio con el usuario colombiano podrán continuar la inversión continua y alta que requerirán las redes de banda ancha móvil.

En la opinión del experto, cuando se crean restricciones en el espectro disponible se desincentiva la inversión afectando directamente el desarrollo económico y tecnológico del país y, además, el derecho a los usuarios de todo estrato a servicios móviles básicos y avanzados según lo requieran.

De hecho, se refiere a un eventual escenario en el que se reserve espectro para operadores entrantes, afirmando que las reservas de espectro para nuevos entrantes no ha dado resultados positivos que beneficien al usuario final.

cid:image002.png@01CDF4C8.E39B8870

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.