| 9/29/2014 6:30:00 AM

Negocio de margarinas de mesa y cocina tiene nuevo jugador

Se trata de la Sociedad de Grasas Vegetales C.I Sigra, empresa colombiana y familiar creada hace 57 años, cuyo negocio principal es el mercado industrial de margarinas para panaderías y pastelerías.

En la búsqueda de ampliar el espectro de oportunidades, la compañía Sigra decidió entrar a competirle a tres grandes del mercado de consumo masivo en el segmento de margarinas de mesa y cocina: Unilever con Rama; el grupo Team con Campi y Dagusto; y Grasco con La Fina.

Los dos productos que aumentan la oferta para los consumidores se llaman LIIT, una margarina que contiene DHA (un omega que ayuda para el aprendizaje en los niños y la memoria en los adultos) y Chef, margarina de cocina elaborada con aceites vegetales.

“Con este reciente lanzamiento le estamos apuntando a tener el 10% del mercado en 2 años y la estrategia que usamos es entrar a supermercados independientes y tiendas de barrio, pues de acuerdo con Nielsen el 75% de esta categoría se mueve en estos canales”, asegura Ariel Serrano, gerente comercial y mercadeo de Sigra.

Para entrar como nuevo jugador a este mercado, la compañía ha invertido cerca de $2.000 millones en instalaciones, logística y mercadeo. “Sabemos que vamos a competir con grandes ligas, pero somos una empresa que le ha apostado siempre al crecimiento e innovación. Facturamos más o menos $123.000 millones al año y esperamos crecer por encima de dos dígitos este año”, agrega Serrano.

Actualmente, las margarinas de mesa y cocina son una categoría de $240.000 millones al año y que vende cerca de 22 mil toneladas anuales. El consumo per cápita en el país se estima en 500 gramos al año por habitante, aproximadamente En cuanto a la presentación de los productos, se mueve en dos segmentos que son el de barra y copa y según estudios de Nielsen, la participación de mercado es de 50% para barra y el 50% para la presentación de copa.

El negocio industrial

Sigra ha tenido como eje central de su negocio los aceites y las margarinas industriales. Su principal cliente han sido las panaderías de barrio, pero también le venden a grandes como Panpaya, algunos productos al Grupo Nutresa, por ejemplo grasas para la Compañía Nacional de Chocolates, así como a McCain, Colombina, Comapan, Productos Ramo, entre otros.

Otra parte muy importante de su negocio es la venta de aceites industriales para el sector Horeca (hoteles, restaurantes y casinos). En este cuenta con clientes como Hamburguesas El Corral, Don Jediondo, Presto, Hamburguesas El Rodeo, Calimio y Calivea, entre otros.

Igualmente, sus productos industriales para panadería y pastelería son exportados a los mercados de Curazao, República Dominicana, algunos países de Centroamérica, Uruguay y Brasil.

“Los aceites industriales son un producto muy apetecido en el exterior y las exportaciones representan el 5% de su facturación. Actualmente estamos mirando la posibilidad de exportar hacia el Cono Sur, Chile y Argentina, este último un mercado muy fuerte en producción de chocolates”, cuenta Serrano.

De acuerdo con estudios in house que ha contratado Sigra con la firma Datexco, su participación en el mercado de aceites industriales llega al 30%; y en margarinas industriales para panadería y pastelería están cerca del 40%.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?