| 5/28/2013 7:00:00 AM

Mecato colombiano también lo comen extranjeros

La bumanguesa Productos Alimenticios La Victoria quiere expandir sus exportaciones en Estados Unidos. Un caso de éxito y ejemplo para otras pequeñas empresas que quieren diversificar.

Esta empresa nació en 1969 de las ganas de Héctor Ruiz de ser independiente. Él era un campesino oriundo de Suaita (Santander), donde trabajó por años en una pequeña fabrica artesanal de pasabocas. Con el pasar de los años, él se convirtió en el dueño de este negocio y emprendió nuevas metas.

Con los años y el arduo trabajo de él y su familia, hicieron modificaciones en los empaques del producto, en el mejoramiento de la infraestructura y la adquisición de tecnología. Los cambios fueron positivos y hasta probaron con nuevas materias primas importadas como la piel de cerdo deshidratada proveniente de Estados Unidos, utilizada para la fabricación de chicharrón carnudo.

Hoy, luego de muchos obstáculos pero también de perseverancia, la empresa ha crecido sustancialmente, tanto que está exportando a Chicago en Estados Unidos y a países como Hondura, El Salvador, Aruba, Curazao e Inglaterra. Además esperan llegar a República Dominicana, Jamaica y otros estados de EE.UU.

Para Julio Cesar Ruiz Castellanos, actual gerente general de Productos Alimenticios La Victoria, “con el tema del TLC el pensamiento mío y de muchos colombianos era que se nos iba a invadir los gringos con productos, pero lo que tenemos que pensar es que nosotros también podemos invadirlos a ellos, hay muchas oportunidades, los productos colombianos están bien posicionados y los ven de buena calidad”.

Esta empresa produce pasabolas como papas fritas, plátanos, chicharrones, trocillos, rosquillas, entre otros, que han tenido gran acogida en mercados donde hay población hispana grande, por eso quieren expandirse más en Estados Unidos, país que visitaron hace dos semanas en la macrorrueda de negocios de Proexport, en la que lograron identificar buenas oportunidades de negocio.

“Nuestros productos podemos ofrecerlos en Estados Unidos porque es un país gran consumidor. Ya hemos exportado a Chicago, empezamos con un contenedor hace unos diez o nueve meses y ahora estamos exportando 4 contenedores mensuales”, cuenta Julio Cesar.

Además dice que hay oportunidades para su empresa y para ello trabajan en la innovación, por ejemplo, “los mexicanos que viven en Estados Unidos son bastantes y la gastronomía de ese país ha influido mucho en Estados Unidos y lo que hicimos fue probar qué producto nuestro podíamos aplicarle picante y si a esa población mexicana le gustaba. Lo hicimos con el plátano y así pasamos de exportar de un contenedor mensual a 4”.

Para el gerente de Productos Alimenticios La Victoria, es importante que los empresarios piensen en grande y le apunten a la diversificación. “No solamente hay que mirar el mercado colombiano, aunque es grande y está creciendo, estamos apostándole a Colombia y a otros países. No se puede poner los huevos en una sola canasta. Invito a los empresarios a que nos preparemos, obviamente no podemos llegar con las manos abajo y ofrecer cualquier producto, hay que prepararnos muy bien, sacar un producto de excelente calidad”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?