| 7/19/2013 5:20:00 AM

La vorágine del lujo en Colombia

En los últimos años el mercado colombiano se fortaleció en diferentes sectores, incluso en el de marcas exclusivas, que se pudo convertir en alcanzable gracias al crédito.

Colombia se convirtió en un polo de atracción para las marcas y negocios de lujo que ven en el país una seguridad jurídica y económica.

Se estima que ese mercado podría presentar crecimientos de 30% en el país, sobre todo en los segmentos de bebidas alcohólicas, automóviles, joyas y vestuario.

De acuerdo con Pablo Pries, director de Expolujo Colombia, la mayor aceptación, por ejemplo en las marcas de lujo de bebidas alcohólicas, obedece a que se han abierto muchos restaurantes, almacenes y bares, lo que ha permitido, hasta cierto punto, la masificación.

“Es que ya no es sólo querer tener y gastar sino que los clientes quieren verse cada día mejor y eso hace que el consumo de lujo vaya en crecimiento... la gente quiere más y se vuelve exigente. Ya no lo conformas con cualquier cosa, si hoy en día te compras una prendas Armani mañana no quieres ir a comprar a cualquier lado”.

Ultrapremium en Colombia

Entre las marcas de lujo en bebidas, Pries destaca la gran penetración del Ginebra Bulldog, Ginebra Hendrick´S, Johnnie Walker Blue Label y Chivas Regal Royal Salute.

En joyería, los colombianos demuestran sus gustos y sus gastos en relojes. Casi todas las marcas importantes se encuentran en el país: Hublot, Ulysse Nardin, Rolex, Cartier, que se distribuyen en 4 joyerías tradicionales.

“Todo este mercado es aspiracional, la gente que trabaja y gana su dinero quiere verse y vestirse bien y este tipo de productos hace que la gente vea reflejado lo que gana en un gusto”, indica Pries.

A pesar del buen momento lujoso por el que se atraviesa, hay marcas que llegan sólo por importación directa, es decir, un automóvil Rolls-Royce o un Aston Martin, son marcas de lujo de ‘altísima’ gama que, según Pries, aún no tienen mercado en Colombia.

Expolujo


La feria que se llevará a cabo por primera vez en Colombia escogió los exclusivos clubes campestres de Medellín y Guaymaral en Bogotá para lucir yates, autos, helicópteros, joyas, bebidas alcohólicas, moda, diseño, proyectos inmobiliarios y otros lujosos productos en una feria que tendrá 15 mil metros cuadrados y que espera el ingreso de 6.000 personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?