| 4/16/2014 7:00:00 AM

¿Qué será del espectro sobrante de UNE y Tigo?

La mejor opción no es exactamente devolver el espectro que le sobra a UNE y Tigo, sino dejar que sea usado por un tercero para aprovechar la infraestructura.

Luego de que el Superintendente de Industria y Comercio (SIC), Pablo Felipe Robledo, autorizara con condicionamientos la integración empresarial entre UNE EPM y Tigo, el presidente de UNE EPM se refirió al requerimiento del regulador, señalando que la mejor opción para el país realmente no es devolver el espectro sino cederlo a un tercero.

El condicionamiento estructural impuesto consiste en que UNE y Colombia Móvil deberán devolverle a La Nación el espectro radioeléctrico para bandas altas que supere el tope de espectro máximo por proveedor de redes y servicios móviles terrestres.
 
Es decir, UNE y TIGO, en conjunto, cuentan con 135 MHz de espectro radioeléctrico, existiendo un límite legal de 85 MHz, razón por la cual deben devolver a La Nación 50 Mhz.

Sin embargo, Marc Eichmann dice que, teniendo en cuenta el uso que se le da a los espectros, hay una cantidad de usuarios montados en el espectro de Tigo y, aunque menos, también hay muchos montados en el espectro que  tiene UNE en este instante.

En ese sentido, “lo que debe prevalecer es que estos clientes sigan siendo atendidos y se les siga prestando el servicio, de acuerdo con el código de los consumidores, que dice que siempre se debe mantener”, señala Eichmann.
 
La resolución de la SIC dice que las empresas tienen un plazo de ocho meses para informarle al MinTic y a la Superintendencia de Industria y Comercio el espectro que devolverán, identificando las bandas de frecuencia y los MHz correspondientes.

Pero el presidente de UNE explica que es demasiado espectro, el cual sale costoso para el país y para los usuarios desacoplarlo de la infraestructura que se construyó para el mismo. “Si se tiene la infraestructura sin el espectro es como tener una carretera sin tener carros”.

Por ello, explica que la opción no es realmente la devolución del espectro, sino de conseguir un tercer operador que esté habilitado para operar en Colombia y cederle tanto el espectro como la infraestructura para que siga prestando el servicio.

Pero advierte que ocho meses es un periodo muy corto y si no hay un plan dentro de ese tiempo, simplemente habrá que devolverlo, pues las empresas en fusión podrían salir perjudicadas por el hecho de no tomar la decisión dentro del tiempo requerido, ejecutándose la orden de suspender la comercialización de servicios.

Eichmann reitera que la mejor opción para el país es darle cobertura con internet a la mayor cantidad de usuarios a través de ese espectro, que siga funcionando en manos de un tercero, que lógicamente esté habilitado para operar en Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?