| 2/19/2014 5:30:00 AM

¿Nadie quiere el crudo que se rebosa en Santander?

Ecopetrol y Petrosantander se tiran la pelota y nadie asume la responsabilidad del crudo que emana en una finca y que comienza a contaminar las cuencas hídricas. ¿Y el Minambiente y la Anla dónde están?

Desde hace siete años, Manuel Quiñones comenzó a lidiar con el petróleo que emerge de la tierra y que de a poco cobija cada una de las 38 hectáreas de su finca "La Esmeralda" en la vereda La Raya localizada en el municipio de Sabana de Torres en Santander. Hasta la fecha no hay quién se encargue del crudo que está contaminando las cuencas hídricas.

[Lea también Así luce el petróleo que no tiene doliente]

El propietario del predio se puso en contacto con Ecopetrol para que determinara a quién le correspondía hacerse cargo del crudo de La Esmeralda.

La petrolera hizo una evaluación cuyos resultados indican que las coordenadas de la finca están en el área del Bloque Las Monas, propiedad de Petrosantander y no del Campo Provincia de propiedad de la empresa estatal, motivo por el cual le dio traslado a la solicitud a dicha empresa para que tomara cartas en el asunto.

El 29 de agosto, fecha en la que Ecopetrol descarta que el área corresponda a la influencia de su Campo Provincia, hace a la vez un recorrido por el predio para inspeccionar las áreas en las que se producen las emanaciones de crudo. Su dictamen al respecto es que en las cuatro zonas evaluadas se evidenciaron afloramientos naturales de crudo, la respuesta es firmada por Libardo Tutira Ruíz Coordinador de Producción del Campo Providencia.

Petrosantander Colombia Inc está constituida como una sociedad extranjera y la actividad a la que se dedica es la extracción de petróleo, crudo y gas natural.

Contrario a lo que esperaba Quiñones, Petrosantander respondió que no le cabe responsabilidad debido a que el crudo presente en su predio obedece a un fenómeno natural y no a las operaciones que desarrolla dicha compañía en esa zona.

La intención de Quiñones era que la empresa le comprara su predio, por el cual pide unos $3.800 millones, es decir unos $100 millones por hectárea, sin embargo, Petrosantander rechazó la oferta dado que en sus planes no está la exploración o explotación de hidrocarburos en esa zona, la carta va firmada por Juan Camilo Rugeles, Superintendente Administrativo.

El crudo encontrado en La Esmeralda fue analizado en los laboratorios de Químicas Nalco S.A., las pruebas concluyeron que el crudo hallado es de 20,7 grados API. Las pruebas fueron realizadas a 60 grados Centígrados o 135 grados Fahrenheit con una muestra total de 2.150 milímetros cúbicos, el encargo de realizar los análisis fue Esteban Muñoz Cardona.

Lo cierto es que nadie responde por el crudo que emana de la tierra y mientras tanto este sí se expande por el predio llegando a las cuencas hídricas de la Quebrada El Guamo. Manuel Quiñones reconoce no haber notificado del suceso a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ni al Minambiente, sin embargo son siete los años que lleva esta situación sin que dichas entidades se den por enteradas del desastre ambiental que se avecina de no implementar medidas de forma inmediata.

***

Dinero.com contactó a expertos en el tema, tanto jurídica como ambientalmente, para saber quién debe asumir la responsabilidad del crudo que emana de la tierra y que de a poco comienza a contaminar la Quebrada El Guama.

Diferentes geólogos de distintas petroleras con operaciones en Colombia coincidieron en que es muy poco usual encontrar petróleo de 20,7 grados API en la superficie, y que de ser así, este no sería comercialmente óptimo dada la degradación que presenta el crudo una vez llega a la superficie terrestre. Así mismo manifiestan que la posibilidad de que exista un yacimiento importante en ese subsuelo es remota, lo cual explica el poco interés de las empresas para adquirir el predio.

Sin embargo, abogados de estas mismas empresas, que prefieren mantener en reserva sus nombres y los de sus compañías, advierten que ni Petrosantander ni Ecopetrol tienen responsabilidad en el manejo del mineral, pues el subsuelo pertenece a la Nación, y es ésta, a través de entidades como el Ministerio de Ambiente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y la Corporación Autónoma de Santander, la que debe apropiarse de la situación para que el recurso hídrico no se vea afectado.

Aclara uno de los consultados que así el predio en el que se producen los rezumaderos (emanación natural de petróleo) estén dentro del área de influencia del Bloque Las Monas de Petrosantander, a la empresa no le cabe responsabilidad en el manejo del crudo, ya que como lo ha manifestado no contempla la exploración o explotación de hidrocarburos en esa zona.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?