Dinero.com Revista Dinero

Eduardo Tobón, presidente Mundial de Diners Club.

| 9/12/2013 6:00:00 AM

El colombiano que vende en la cima de la pirámide

El presidente mundial de Diners Club, el colombiano Eduardo Tobón, dice que la economía del país va por buen camino, pero crítica los impuestos (4x1000) a los medios de pago.

¿Cuál es su percepción sobre la economía del país?

La economía mundial ha presentado una desaceleración, aunque Estados Unidos empezó a prender motores. Sin embargo, hay una desaceleración en China, Brasil y otras de las economías emergentes  que están dentro de las diez principales.

Colombia está entre las 30 economías más importantes del mundo. A nivel Latinoamérica, después de Brasil y México, presenta un crecimiento importante al lado de Perú y avanza en proyectos de infraestructura trascendentales. Hay una población importante, lo que ayuda en los temas económicos.

No se puede perder esa ventaja competitiva demográfica. Todas esas personas que están entrando a trabajar necesitan subir en la escala piramidal a nivel de ingresos, lo que se repercutirá en la economía.

La veo con buenos ojos, yo creo que seguirá su crecimiento, con algunos altibajos como en cualquier economía. Si hay una tendencia igual a la que se ha mantenido en Chile y en Perú, el país va por buen camino.

¿Cómo termómetro de consumo, cómo percibe ese aspecto en el país?

El país se ha quedado atrás y ha dilatado una posibilidad importante de acelerar la electronificación de medios de pago para todo el país, lo que sí se ha dado en otros países emergentes.

Estamos atrás, lo que obedece en gran medida a los impuestos. Al poner tarifas como el 4x1.000, el gobierno ha restado la velocidad a la modernización. En algún momento el país debería reconsiderar ese aspecto porque eso aceleraría el esquema económico.

El país como cualquier otro necesita un esquema de impuestos, pero tenerlos en los medios de pago no deja acelerar el crecimiento tecnológico y económico en este segmento.

¿Qué hay sobre el segmento al que llegan?

En Colombia se puede dar algo similar si continuamos por la misma trayectoria de otros países, como Chile o Brasil, donde la pirámide se ha ido convirtiendo en un rombo y empezamos a tener una cantidad de gente en la base de la pirámide,  que inclusive no estaban bancarizadas y que lo hacen, lo que quiere decir que tienen un ingreso económico mejor y suben su posición.

Se evidencia cuando uno viaja. En ciertas ciudades no se veía una gama gastronómica muy grande, pero ahora eso ha cambiado, más ciudades tienen mejores restaurantes y esos buenos restaurantes no podrían tener éxito si no hubiera capacidad de pago.

¿Cuál es la tendencia en medios de pago?

El futuro está en el teléfono, las transacciones se harán a través de estos dispositivos, de hecho, hoy en día ya se están pagando las compras en las tiendas con las terminales. Esto trae un beneficio para el comercio por la velocidad que esto conlleva, sin necesidad de usar efectivo.

Todo esto se está perdiendo en Colombia al no tener un esquema concreto de velocidad, en cuanto a trasladar las transacciones desde los cheques y el efectivo hacia tarjetas o a teléfonos.

¿Qué tanto representa Colombia para Diners Club?

En Latinoamérica se trata de un mercado importante, al igual que Brasil, Perú y Ecuador. Hay una posibilidad y un enfoque altísimo de expansión en México, donde el equipo está volcado completamente para entrar de nuevo con un socio importante.

Colombia es uno de los países donde tiene más tradición, teniendo un impacto en muchas generaciones. Ahora Diners trabaja para cautivar el mercado de los jóvenes, quienes pasan más tiempo en sus smartphones o tablets.

Para ellos, la firma ha empezado a invertir en un nuevo esquema de innovación tecnológico de plataformas integrales digitales. Se trata de un país con una nueva trayectoria, con un potencial enorme.

¿Cómo le ha ido a Diners Club en Colombia?

En Colombia tenemos más de 400.000 socios, mientras que a nivel global estamos por debajo de los 10 millones de socios. Tenemos un plan estratégico con el que se pretende duplicar el número de socios a nivel mundial.

Además, la firma tiene casi US$30.000 millones  en facturación, sin incluir a Norteamérica. Incluyéndola, estamos cerca de US$35.000 millones. Este registro también es importante duplicarlo.

¿En ese objetivo de duplicar socios y facturación, cuál es el plan de inversión?

Tenemos una inversión cercana a los US$20 millones anuales a nivel global en temas de configuración de producto, de  promoción de la marca, especialización de los pilares en los que estamos trabajando.

Hacen alianzas con segmentos muy exclusivos como los mejores restaurantes del mundo o los clubes. Estamos invirtiendo en redes sociales.

¿Cómo llega un colombiano a la presidencia mundial de Diners Club?

Nunca en la historia hubo un presidente de la firma, a nivel global, con procedencia diferente a los Estados Unidos. Para mí es un orgullo representar al país. Vivo en los Estados Unidos desde 1998 pero sigo teniendo unos lazos fuertes con el país y siendo un embajador.

¿Cuál puede ser el valor que le da un colombiano a una multinacional de la dimensión de Diners Club?

Los colombianos tenemos una ética de trabajo muy valorada. Nos impulsamos muchísimo en la industria en que ejercemos. Tenemos una buena educación, estamos bien preparados, lo que permite desempeñar roles importantes dentro de las compañías.

Yo venía con una experiencia importante a nivel internacional, hablo varios idiomas, lo que ha sido valorado por la compañía. Puedo viajar alrededor del mundo y podido aportarle un esquema salido de lo americano para convertirlo en un esquema global.

He vivido en varios países donde he tenido amigos y he hecho negocios, lo que me ha hecho entender las diferencias que existen a nivel cultural y a nivel empresarial para poder entregar valor a la hora de hacer negocios.

¿Cuál es el perfil que necesita un colombiano para llegar a ocupar un cargo de su nivel en una multinacional?

En el caso de una marca global como la que represento es supremamente importante el haber estado en el esquema de medios de pago. Hay que recordar que esta fue la primera tarjeta, por lo que hay que entender cómo funciona el negocio de las tarjetas.

Yo llevaba 4 años manejando el negocio de tarjetas en Estados Unidos para Santander. A nivel global había manejado internacionalmente negocios de multinacionales.

Esta es una marca que requiere trabajar no solo con individuos sino también con empresas, desde las pymes hasta las multinacionales. Se trata de un puesto que requiere conocimiento corporativo, de individuos y un conocimiento general de marcas globales y de mercadeo de productos masivos, que debe tener énfasis en el segmento premium.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

}
>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×