Dinero.com Revista Dinero

Jane Henley es fundadora y ex Directora Ejecutiva del Consejo Neozelandés de Construcción Sostenible.

| 5/4/2013 4:00:00 AM

Construcción verde y rentable

Un estudio del Consejo Mundial de Construcción Sostenible (WorldGBC) revela que los beneficios económicos son mayores cuando se hacen obras amigables con el ambiente.

Construir inmuebles y obras de infraestructura bajo parámetros de sostenibilidad ambiental no solo es rentable socialmente. También lo es desde el punto de vista financiero. Así lo confirma Jane Henley, la directora ejecutiva del Consejo Mundial de Construcción Sostenible –WorldGBC por sus siglas en inglés– quien revela las principales conclusiones de una investigación que mide el impacto económico y ambiental de las obras sostenibles.

Jane Henley es fundadora y ex Directora Ejecutiva del Consejo Neozelandés de Construcción Sostenible y participará este 8 y 9 de mayo en el foro ‘Sostenibilidad urbana en acción’ que se realiza en el Club El Nogal de Bogotá, con motivo de la celebración de los cinco años del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, que en el país dirige la economista Cristina Gamboa.

El foro reunirá a nueve expertos internacionales y 17 nacionales que compartirán sus experiencias sobre construcción sostenible. Henley compartió con Dinero.com algunas de las principales conclusiones del estudio Caso de Negocio para la Construcción Sostenible.

¿Cuál es la relevancia del informe recientemente publicado por el WorldGBC?
Mientras que los beneficios ambientales de la construcción sostenible se habían establecido claramente, hasta ahora no habíamos tenido ningún informe ‘definitivo’, que describiera los beneficios económicos y sociales de los edificios sostenibles.

El informe del WorldGBC es el primer intento de sintetizar toda la evidencia creíble de todo el mundo en un sólo recurso, con ejemplos mundiales y piezas de análisis de los principales expertos.

Este informe también es especial, ya que se dirige a los desarrolladores, propietarios e inversionistas que son los tomadores de decisiones definitivos en lo que respecta a la financiación de proyectos de construcción sostenible. De igual manera se dirige a los inquilinos que son quienes impulsan la demanda del mercado. El Caso de Negocios para la Construcción Sostenible le habla a estos jugadores, no sólo hace referencia a ellos.”

Desde el punto de vista empresarial ¿cuáles son las principales conclusiones?
El Caso de Negocio confirma que los edificios sostenibles tienen un sentido de negocio claro. La gama de beneficios va desde la mitigación de riesgos hasta mejoras en la salud y el bienestar de los ocupantes de los edificios. Hay algunas conclusiones clave que en mi opinión, se destacan.

En primer lugar, mientras que el sobrecosto percibido que se asocia con la construcción sostenible ha sido una barrera constante, este informe revela de manera concluyente que el diseño y la construcción sostenibles no tienen por qué costar más. Un edificio sostenible puede ser neutral en términos de costos en comparación con un homólogo convencional, siempre y cuando las estrategias ambientales y el programa de gestión se integren desde el principio.

Nuestra investigación encontró una diferencia significativa entre la percepción de los sobrecostos y la realidad. Profesionales de la industria operan bajo el supuesto de que la construcción sostenible aumenta el costo de diseño y construcción entre 10% y 20% –con algunas estimaciones tan altas como 29%–. De hecho, nuestra investigación revela que el sobrecosto real de un edificio sostenible está en el rango de -0,4% a 12,5%. En otras palabras, algunos edificios sostenibles son más baratos de construir que los edificios convencionales, e incluso aquellos con sobrecostos terminan con un costo mucho menor que el percibido.

En segundo lugar, ‘sostenible’ y valor ahora están estrechamente vinculados. Un número de estudios revisados por pares de todo el mundo muestran evidencia de una relación entre las características de las edificaciones sostenibles y su capacidad para atraer mayores precios de venta y de alquiler en algunos mercados. Es más, en los mercados donde la sostenibilidad es más convencional, hay indicios incipientes de descuentos marrones', donde los edificios que no son sostenibles se alquilan o venden por menos.

En tercer lugar, el informe confirma que los edificios sostenibles son inversiones ‘a prueba de futuro’. Los factores de riesgo de sostenibilidad pueden afectar significativamente los ingresos por alquiler así como el valor futuro de los activos inmobiliarios, lo que afecta la rentabilidad de los inversionistas. El aumento del riesgo regulatorio, junto con los cambios en las preferencias de los inversionistas e inquilinos, puede traducirse en un riesgo de obsolescencia de las propiedades ineficientes. La evidencia presentada en este informe subraya que los edificios sostenibles tienen sentido de negocio claro, no se trata sólo de salvar el planeta.

¿Cómo ve usted la construcción sostenible en América Latina?
Una serie de países tienen Consejos de Construcción Sostenible (GBC) bien establecidos y están haciendo rápidos progresos, y Colombia es sin duda uno de los líderes en la región. El WorldGBC ha establecido una Red Regional de las Américas (ARN), que actualmente cuenta con 24 GBCs que trabajan juntos para impulsar la colaboración y aumentar el perfil del mercado de la construcción verde. Estamos muy orgullosos de tener a Cristina Gamboa como presidente de esta Red.

Cuando se considera que el ARN se extiende por la región desde Canadá hasta Chile y Argentina, es claro que una diversa gama de desafíos y prioridades están en juego. El objetivo primordial de los países de la región es comunicar por qué el crecimiento y sostenibilidad no están separados, sino que forman parte de la misma ecuación para el desarrollo sostenible.

El ARN, en particular, identificó que los países en desarrollo son los que mas dificultades han encontrado por la visión cortoplacista de los formuladores de política. Por esta razón, un caso de negocio basado en evidencia ampliamente aceptada para la construcción verde, está pensado para que los formuladores de política aceleren la transformación hacia la sostenibilidad.

La perspectiva latinoamericana se centra actualmente en cómo los edificios y las comunidades sostenibles pueden ayudar a millones de personas a salir de la pobreza mediante la conservación de los recursos, la creación de empleo y desarrollo de habilidades. En una región que ha sido desproporcionadamente afectada por los desastres naturales en los últimos años, los Consejos de Construcción Sostenible enfocan su trabajo en promover porqué las intervenciones de adaptación al cambio climático, como la construcción sostenible, pueden mejorar la resiliencia urbana.”

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×