| 5/17/2014 8:00:00 AM

Airbus sigue con combustible sostenible

Realizó su vuelo más largo usando combustible de aviación sostenible con KLM. El A330-200 formará parte del programa europeo ITAKA para el uso de biocombustibles.

Un Airbus A330-200 de KLM Royal Dutch Airlines (vuelo KL767) ha emprendido el vuelo comercial más largo realizado hasta ahora por un avión Airbus usando combustibles sostenibles. El avión despegó con un mezcla del 20 por ciento de combustible sostenible producido con aceite de cocinar, en un vuelo de 10 horas desde el aeropuerto de Schiphol a la isla caribeña de Aruba.

La principal misión de Airbus en esta prueba es la recogida de datos (sistema de alimentación de combustible a los motores, análisis del funcionamiento de los motores, etc.) antes, durante y después del vuelo que permitan ahondar en el uso de combustibles no basados en el petróleo comparado con los combustibles tradicionales.

Este es el primero de una serie de unos 20 vuelos comerciales de larga distancia con aviones Airbus en el contexto de una iniciativa europea conocida como ITAKA (Initiative Towards sustAinable Kerosene for Aviation) que pretende acelerar la comercialización en Europa de biocombustibles para la aviación.

Financiado con fondos de la Unión Europea, ITAKA es un proyecto de colaboración dirigido a producir combustible sostenible para la aviación y a ensayar su uso en sistemas actuales y en operaciones de vuelo normales en Europa con KLM. El proyecto establecerá asimismo un vínculo entre suministro y demanda al crear relaciones entre cultivadores y productores de las materias primas, productores de biocombustibles, distribuidores y compañías aéreas.

“Como fabricante aeronáutico líder, nuestra participación con KLM en la iniciativa ITAKA usando un A330-200 – el avión más eficiente en consumo de combustible de su categoría – es esencial para nuestro papel de catalizador en la comercialización de combustibles de aviación sostenibles. Nos complace contar con el decidido apoyo de la Unión Europea en el proyecto ITAKA, ayudando con la iniciativa de la industria aeronáutica de desarrollar biocombustibles sostenibles para la aviación,” ha dicho Andrea Debbané, Vice President of Environmental Affairs de Airbus.

Airbus participa en grandes proyectos financiados con fondos europeos que están contribuyendo de manera importante a reducir la huella medioambiental de la aviación, entre ellos, los proyectos Single European Sky (SES) y SESAR para la modernización del Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Aéreo, y CleanSky, un programa que busca acelerar el desarrollo de adelantos tecnológicos y acortar los tiempos para la salida al mercado de soluciones más eficientes desde el punto de vista medioambiental, testadas en demostradores a plena escala.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?