| 1/29/2015 7:00:00 AM

Optimismo en la industria textil colombiana

Los resultados en 2014 fueron positivos y pocos sectores crecen al ritmo del sector textil y de confecciones. Pese a las restricciones arancelarias ecuatorianas, los negocios con este país siguen firmes y Colombia tiene buenas perspectivas en otros mercados.

Por primera vez una delegación de 20 compradores de Canadá llegó al país para participar del 27 al 29 de enero en Colombiatex de las Américas, una feria de insumos, maquinaria, tendencias y conocimiento de la industria textil y de confecciones.

En total son 584 compradores procedentes de 27 países los interesados en conocer la oferta colombiana, especialmente en el tema de innovación, donde nuevos desarrollos textiles le están abriendo oportunidades a las empresas en nichos como ropa deportiva, militar e institucional.

“Hemos hecho un especial énfasis en los países donde Colombia tiene un tratado de libre comercio, estos acuerdos abren mercados potenciales muy grandes como Europa, Canadá, los miembros de la Alianza Pacífico y Corea”, resaltó Ricardo Vallejo, vicepresidente de Promoción de Exportaciones de Procolombia.

La agencia de promoción del país ha identificado como mercados potenciales para el crecimiento de la industria textil por lo menos unos 20 mercados: Alemania, Bolivia, Brasil, Canadá, Islas del Caribe, Chile, Costa rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Turquía.

El 40% de los participantes a la feria son compradores internacionales. “Tenemos un sector desarrollado y que se ha posicionado como una industria creativa que sabe de moda, es por eso que nos damos cita en Colombiamoda alrededor de negocios textiles”, asegura Clara Enríquez, directora de plataformas comerciales de Inexmoda.

A pesar de que el gobierno de Ecuador decretó una salvaguardia para los productos procedentes de Colombia, el país vecino sigue figurando en el listado de compradores. Inicialmente el arancel era de 21%, pero el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo logró bajarlo a 17%.

Al respecto el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, expresó que es una medida que apenas está empezando y resaltó que a noviembre de 2014 a Ecuador, Colombia había exportado US$157 millones: la mitad textiles y la otra mitad en confecciones.

“Ese ha sido el ruido de la feria, pero la delegación de Ecuador es la de mayores compradores internacionales que ha entrado y al lunes, primer día de Colombiatex, eran unos 245 interesados. Así que siento a la gente optimista y positiva para el 2015”, puntualizó Botero.

Por su parte, Clara Enríquez afirma que la posición de las dos partes es sostenerse en los negocios hasta ver cómo avanza el tema: “la situación es difícil para el exportador colombiano, pero está haciendo todo lo posible por conservar sus relaciones comerciales. El 17% todavía es un arancel alto y que exige mucho trabajo en equipo para llegar a unos acuerdos de mantener un negocio en el que ambas partes han invertido durante 27 años. Es el segundo socio comercial en textiles y el más grande en confecciones”.

Mientras tanto, la industria no se ha quedado quieta y sigue explorando nuevos mercados, buscando las oportunidades de negocios que hay en sus universos de vestuario: jeanswear, íntimo y playa.

“Hemos sido mucho más estudiosos de otras oportunidades para manejar y orientar más la siembra de compradores de la feria con mucha más filigrana. Hemos detectado muy buenas posibilidades en Europa; y estamos estudiando el consumo en África y Suráfrica, este es un país que se comporta parecido a Colombia. Entonces estamos viendo el horizonte inmediato, mediano y de largo plazo y todo esto viene caminando”.

Para Carlos Eduardo Botero, no hay que descuidar oportunidades que se pueden generar en Europa y otros países del mundo, pero aclara que abrir mercados toma tiempo y que por el momento, se deben concentrar los esfuerzos en mercados con volúmenes importantes como Estados Unidos, México, Canadá, Centroamérica, Perú, donde hay oportunidades muy valiosas.

Las regiones colombianas quieren estar a la moda
“Venimos de niveles de crecimiento muy positivos, cercanos al 10% – 12% el año pasado, y quisiera ver qué sector está creciendo a este ritmo. Es muy importante lo que viene sucediendo en materia de consumo en el mercado interno colombiano”, manifestó el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero.

El directivo explicó que el consumo nacional se concentró mucho en las grandes Bogotá, Cali y Medellín, pero que actualmente se amplió a las ciudades intermedias debido al mayor poder adquisitivo de la clase media. “Lugares como Yopal, Neiva y Villavicencio, por mencionar algunos, están creciendo mucho, por ejemplo, en la capital del Huila están haciendo cinco centros comerciales, entonces son regiones que quieren estar a la moda”, afirmó.

Según Botero, la consolidación del sector en los últimos años obedece al aumento general del consumo en el país y en materia de negocios, a que las empresas han entendido la importancia de trabajar productos con mayor valor agregado.

Dinámica positiva en confecciones

Para Carolina Blackburn, directora ejecutiva de la Cámara Colombiana de las Confecciones y Afines (Cccya), este sector viene de una dinámica de reactivación muy positiva, en gran parte, debido a las medidas del gobierno (decreto 074) de combatir el contrabando técnico y la subfacturación normativa, lo que ha traído como consecuencia un aumento de 90.000 empleos en dos años.

“A esto se suma que hay un consumo disparado. En estos momentos las plantas están a reventar, es un sector que se caracteriza por tener picos y los momentos valle son bien pronunciados en los que la gente no tenía en qué ocuparse. Ahora con esta demanda que se ha incrementado y hay unas posiciones para que haya una empleabilidad por mayor tiempo”, afirma.

A la Cámara están afiliadas unas 3.500 empresas que a 2012 generaron 453.000 empleos formales, y a estos se suman los 90.000 formales creados en los últimos años. “Estábamos hablando de unas cifras de informalidad que ascienden a más de 70% de este sector, es decir, que de este sector podrán emplearse aproximadamente 1.200.000 personas tanto informales como formales”, señaló Blackburn.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?