| 9/16/2015 5:51:00 PM

AB InBev y SABMiller: una de cada tres cervezas vendidas en el mundo sería producida por una sola compañía

Los planes de adquisición de la cervecera más grande del mundo costarían cerca de US$100.000 millones. El negocio uniría a los dos primeros del mercado de la cerveza del planeta y aumentaría la riqueza de dos poderosos latinoamericanos, entre ellos Alejandro Santo Domingo.

Las posibilidades de fusión de estas dos compañías no son nuevas, desde principios del año 2014 se viene hablando de la unión entre la belgobrasileña Anheuser-Busch InBev NV (AB InBev) y la angloafricana SABMiller Plc, ésta última dueña de Bavaria y de la cual la familia Santo Domingo posee el 14%.

En julio del año pasado, The Financial Times publicó una nota en la cual sostenía que AB InBev, estaba interesada en comprar a SABMiller para fortalecerse en mercados como África, donde prácticamente no tiene presencia, así como para dejar de depender de países cuyo consumo de cerveza avanza a paso lento o retrocede, como es el caso de Estados Unidos. Sin embargo, los rumores mermaron en octubre al parecer por problemas de financiación de la belgobrasileña.

De concretarse el negocio, se crearía una megacompañía que controlaría el 30% del mercado mundial, con ventas por US$65.000 millones. En su momento, el cálculo del Financial Times era que la nueva supercervecera tendría un valor de US$300.000 millones. Además, según Bloomberg, la compañía fusionada suministraría una de cada 3 cervezas que se venden en todo el mundo.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que el valor en Bolsa de AB InnBev es de US$161.628 millones y la oferta de compra por SAB Miller es cercana a los US$100.000 millones, los accionistas de la nueva compañía tendrían una valorización cercana al 15%, calculada con la valoración del diario británico. Entonces, si se diera el caso de una fusión simple, el 14% de la familia Santo Domingo pasaría a ser de entre el 5% y 6% del nuevo gigante.

Así las cosas, de concretarse el negocio, la inversión de los Santo Domingo subiría en la misma proporción, disparando al heredero del conglomerado, Alejandro, en el ranking de billonarios del planeta.

El escalafón Bloomberg Billonaires, ubicaba el 15 de septiembre a Santo Domingo en el puesto 56, con una fortuna de US$15.000 millones. Si su riqueza subiera 15%, pasaría a tener US$17.200 millones, con lo que se alejaría mucho más de Luis Carlos Sarmiento Angulo quien se encuentra en la lista con US$10.500 millones, en la posición 108, y subiría al lugar 43 en la lista de Bloomberg.

La acción de AB InBev aumentó 6,4% al cierre de la negociación en Bruselas, mientras que el precio de la de SABMiller ganó un 15% en Nueva York.



El perfeccionamiento de la operación

Según el comunicado de SABMiller con respecto a "las especulaciones de prensa", por las reglas de adquisiciones del Reino Unido, AB InBev tiene hasta el 14 de octubre para hacer una oferta o retirarse de la misma.

"Cualquier acuerdo requeriría el respaldo de los accionistas de la compañía". Dentro de los cuales se encuentran Altria Group Inc., el mayor accionista de SABMiller, con una participación del 27% y la familia de Alejandro Santo Domingo.

En medio de las especulaciones que llevan más de un año, según Bloomberg los analistas han dicho que SABMiller tendría que salir de su empresa conjunta de Estados Unidos, MillerCoors LLC. y AB InBev también tendría que vender el 49% de la participación de SABMiller en la cervezera CR Snow en China. SABMiller también es propietaria de 20% de la empresa de bebidas francesa, Groupe Castel.

Según Bloomberg, las dos empresas cerveceras más grandes acabarían las fusiones en este sector a nivel mundial. La adquisición de SABMiller daría a AB InBev acceso a más de US$7.000 millones de ingresos en África con marcas como Castillo y casi US$4.000 millones de ventas en Asia, reduciendo la dependencia de AB InBev en América y Brasil.

En América Latina que representa el mayor mercado de SABMiller, un acuerdo también ampliaría la presencia de AB InBev en países como Colombia, Ecuador y Perú. Sus marcas latinoamericanas incluyen Cristal y Águila.

El crecimiento de AB InBev desde que se formó se ha basado en gran medida en las adquisiciones, a través de una serie de compras realizadas por un grupo de empresarios brasileños encabezados por Jorge Paulo Lemann. Algunos analistas han especulado que 3G Capital de Lemann podría ayudar a orquestar la compra de SABMiller, tal como lo hizo cuando InBev NV compró Anheuser-Busch en 2008.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?