Lo esencial, antes de lanzarse al agua, es determinar si efectivamente la idea de negocio es innovadora. Para llegar a esta conclusión hay que preguntarse si ese nuevo producto o servicio “logra solucionar las necesidades existentes de una manera diferente y práctica”.

| 1/28/2016 3:11:00 PM

Claves para presentar un proyecto de emprendimiento ante inversionistas

Uno de los momentos más difíciles en la carrera de un emprendedor es presentar, y sobre todo, convencer con su idea de negocio a los inversionistas. Estas son algunas de las claves que hay que tener en cuenta para tener éxito en ese paso determinante.

Los empresarios jóvenes tienen ideas brillantes en su cabeza, pero muchas veces no reciben el apoyo necesario para sacar adelante sus proyectos porque no saben defender su iniciativa ante las aceleradoras empresariales, instituciones públicas o entidades financieras.

Los primeros pasos de un emprendedor son vitales para la supervivencia de un negocio, dado que una mala planeación puede derivar en un sinnúmero de ‘patologías’ que pueden derribar hasta los más grandes.

Un estudio citado por Wayra, la aceleradora de empresas del grupo español Teléfonica, revela que “tras dos años de operaciones sólo sobrevive el 41% de las empresas en Colombia”, lo cual demuestra que es necesario forjar unas bases muy sólidas.

La falta de recursos, así como los problemas en la ejecución de lo planeado y las malas estratégicas a la hora de posicionar el producto en los puntos de venta, son solo algunas de las causas que explican la caída de los emprendedores.

Lo que debería tenerse en cuenta

Lo esencial, antes de lanzarse al agua, es determinar si efectivamente la idea de negocio es innovadora. Para llegar a esta conclusión hay que preguntarse si ese nuevo producto o servicio “logra solucionar las necesidades existentes de una manera diferente y práctica”.

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero el director de Wayra Colombia, Carlos Castañeda, quien considera que una idea disruptiva es aquella que cambia la forma de hacer las cosas y que además “le facilita la vida a los clientes”, al reducir costos y tiempo.

"Cuando se hablan de proyectos innovadores, se debe mostrar el problema que soluciona, sus diferenciadores y sobre todo cómo utiliza las últimas tecnologías para lograr tracción en el corto plazo", precisó el cofundador y director ejectuvo de Hub Bog, René Rojas.

Lea también: ¿Qué le hace falta a los emprendedores colombianos para conquistar Silicon Valley?

El subdirector de la incubadora de empresas jóvenes o ‘startup’ Créame,  Fernando Sánchez, manifestó que una idea de negocio debe generar un valor agregado frente a la competencia, bien sea en el producto mismo, en el proceso de fabricación o en el modelo de negocio.

“Esos elementos innovadores están sustentados en un equipo estratégicamente conformado, donde cada uno de los integrantes haga un aporte real a ese proceso”, complementó Sánchez en una conversación con este medio.

Luego de tener un grupo conformado y establecer la viabilidad del negocio según el grado de innovación que tenga, es preciso determinar a qué tipo de entidad se debe presentar la idea.   

Sánchez sostuvo que uno de los puntos más importantes es “tener claro el nivel de madurez que tiene la iniciativa”, ya que existen alternativas específicas para cada una de las fases en las que se encuentra el negocio.

“Hay que conocer muy bien el programa o la institución a dónde se vaya a exponer la iniciativa”, apuntó el directivo, quien considera que es necesario determinar “cuál es la propuesta de valor de esa entidad y a qué se compromete”.

Carlos Castañeda explica que si la iniciativa está en una fase temprana lo más recomendable es presentarla ante las incubadoras, un tipo de organización que “provee un espacio de trabajo y la asesoría necesaria” para sacar adelante un negocio.

Sin embargo hay que tener en cuenta que este tipo de entidad “no suele ofrecer financiación”, complementó el encargado de Wayra, y agregó que si la idea ya tiene “un modelo de negocio claro y un producto viable” se debe considerar la opción de las aceleradoras.

“En el caso de Wayra estamos mirando proyectos que ya tengan algo de validación y preferiblemente sus primeras ventas. Es importante que tenga un equipo emprendedor multidisciplinario, con capacidades de ejecución y enfocado en sacar adelante el proyecto”, agregó.

La presentación final

El representante de la incubadora Créame, cuya sede es en Medellín, indicó que las convocatorias de las entidades que fomentan el emprendimiento y la innovación en Colombia tienen unos términos de referencia muy claros, que necesariamente hay que estudiar antes de realizar la presentación.

En palabras de Fernando Sánchez, uno de los principales errores de los emprendedores al momento de exponer su proyecto es no haber definido cuál es la necesidad que se tiene para llevarlo a cabo.

A veces, los emprendedores piensan que la única necesidad que tienen es la financiación, y enfocan todas sus baterías en el tema de conseguir los recursos, pero olvidan que primero tienen que validarlo en el mercado (el producto) y desarrollar un prototipo para saber cómo les va a quedar”, apuntó.

Adicionalmente, los emprendedores tienen que diseñar un plan estratégico con el cual puedan argumentarles a los inversionistas cuál es la visión de su futura empresa y hacia dónde la quieren llevar.

Sobre este tema también se refirió el vocero de la plataforma de financiación colaborativa  Little Big Money, Javier Hidalgo, al afirmar que uno de los principales fallos de los emprendedores es “casarse con las ideas” a pesar de la retroalimentación que reciba de los expertos.

“Ser flexible evita que las ideas se mantengan estáticas. En gran medida, el emprendedor es la persona que siempre está  buscando dar giros dramáticos a los conceptos con tal de que sobrevivan”, apuntó Hidalgo.

Con respecto al uso efectivo de los recursos que los empresarios jóvenes recibirán de las entidades de fomento a la innovación, el especialista comentó que una de las claves es “priorizar”, así como “no desesperarse y crecer responsablemente” para no fracasar.

“El emprendedor no sólo debe pensar en que el inversionista le entregue el dinero; debe buscar un capital inteligente: Alguien que lo conecte con la industria, que le sirva de mentor y que le abra oportunidades de negocio”, complementó Castañeda.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.