| 2/4/2014 8:00:00 AM

Comercio a Venezuela cuesta abajo

Las medidas cambiarias perjudicarán el comercio con Colombia ya que los importadores del vecino país no tendrán disponibilidad de pago.

Cerrado el capítulo de la crisis diplomática y económica entre Colombia y Venezuela una vez inició el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, se pensó en una reactivación del comercio binacional.
 
Sin embargo, se puso en evidencia una gran deuda de los empresarios del vecino país con los colombianos que impusieron una serie de medidas que garantizaran el pago de los productos nacionales.

A través de mesas de trabajo se logró ese compromiso de además de pagar la cartera se darían pagos anticipados a través de acuerdos empresariales.

Pese a ello, los empresarios durante la crisis buscaron nuevos mercados obteniendo como resultado una diversificación en las exportaciones eliminando esa dependencia que se tenía con Venezuela.

No obstante, la difícil situación económica por la que atraviesan los vecinos los ha obligado a buscar nuevas negociaciones tras el desabastecimiento de varios de sus productos.
 
A paso lento se ha ido recuperando el comercio binacional pero por el temor de los empresarios exportadores del país, no se han logrado mejorar las cifras que en el pasado eran significativas para el comercio exterior entre ambos países.
 
De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia, Analdex, las ventas externas entre enero y noviembre de 2013 cayeron hasta un 10.8%.

Estas pasaron de US$2.380 millones a US$2.123 millones en dicho periodo, y las expectativas para 2014 no son las mejores.

En las últimas semanas el gobierno del presidente Nicolás Maduro, ha tomado una serie de medidas económicas que podrían empeorar el bajo dinamismo del comercio exterior.

Y todo corre por cuenta de los mecanismos cambiarios que están poniendo en jaque a los importadores venezolanos que se quedarán sin disponibilidad de recursos para cumplir sus compromisos comerciales.
 
Cabe recordar que la Comisión de Administración de Divisas, el llamado Cadivi, desaparecerá para hacer parte del Centro Nacional de Comercio Exterior, que será la encargada de asignar los dólares a las importaciones.
 
Para los expertos en la materia tanto de Colombia como de Venezuela las nuevas reglas de juego para exportar a la República Bolivariana podrían empeorar el panorama de pagos para quienes quieren revivir los negocios binacionales.

En un documento académico trabajado por 47 economistas venezolanos se explica que ahora el empresario que quiera exportar deberá esperar que el Estado venezolano le apruebe a su cliente los dólares y el pago se dará solo cuando se deba cancelar el servicio.

No hay pago confiable

Para los productores colombianos está situación no da garantías lo que puede generar una abstinencia para comercializar a Venezuela.

El presidente de Analdex, Javier Díaz, habló con Dinero.com y manifestó que el mayor problema será para los venezolanos que no tendrán disponibilidad de divisas.

De igual forma, sostuvo que definitivamente el comercio con el vecino país va cuesta abajo ya que anualmente cada vez cae más este mercado y no se ve por donde pueda mejorar.

Lo que plantean los economistas de Venezuela es una crisis cambiaria compleja de grandes dimensiones, originada por excesos con recursos fiscales y petroleros dentro y fuera del país.

Este aspecto ha causado una altísima sobrevaluación en la tasa de cambio oficial y la tendencia a mantener una tasa de cambio oficial sobrevaluada en la última década llevó al Gobierno a exigir, bajo distintos mecanismos de aportes a cuentas externas, una mayor proporción de los ingresos en moneda extranjera de Pdvsa.

Para ello, explican los expertos, se creó desde 2010 una aguda limitación financiera en esta empresa y restringió el suministro de divisas petroleras al Banco Central de Venezuela y por tanto a Cadivi.

El presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas, Acicam, Gustavo Flores, dijo a Dinero.com, que el punto más crítico que se está dando con el hermano país es la perdida de la confianza.

Así mismo, el dirigente afirmó que lo que se busca es una medida de pago confiable pero a la fecha no se tiene esa garantía y las últimas medidas de Venezuela alejan mucho esa posibilidad.

“Las medidas de Venezuela limitan el acceso a las divisas para el comercio exterior en general y en el caso de nosotros como exportadores de cuero y calzado, esta situación se da”, explicó.

Hay muchos contradictores frente a las medidas de Nicolás Maduro y la mayoría de los exportadores colombianos no sienten seguridad frente al nuevo esquema de divisas que además de poner dificultades a Venezuela frenará las ventas externas a dicho país.

Por lo pronto, los expertos consideran que cambiar el nombre a la misma plataforma tecnológica, refiriéndose al Cadivi, y cuerpo de funcionarios, no va a hacer al Centro Nacional de Comercio Exterior menos propenso a prácticas de corrupción impunes, ni permitirá detectar la fallas de suministros de decenas de miles de insumos y productos, cuya ausencia o retraso detienen líneas de ensamblaje y paralizan el abastecimiento a las redes de distribución nacional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?