| 6/1/2012 11:00:00 AM

Un colapso español sería “superable” para Latinoamérica

Reuters

A pesar de ser la cuarta economía de la eurozona, una quiebra de España no tendría repercusiones insuperables para América Latina, afirman expertos. Los efectos se sentirían más bien a nivel social y cultural.

;
DW
“España ya no es el principal socio comercial para la mayoría de los países de América Latina”, dice Christian Ambrosius, experto en asuntos económicos latinoamericanos de la Freie Universität (FU) de Berlín. Sin embargo, el intercambio comercial con España juega todavía un papel importante en países como Cuba o República Dominicana donde los inversionistas españoles son importantes propietarios de hoteles, supermercados y bancos  Sin embargo, este alto nivel de intercambio económico con España no es aplicable a todos estados de la región, los cuales concentran cada vez más sus exportaciones en dirección a Estados Unidos o China, dice el economista.

Cada vez menos remesas

Según el experto, una zozobra del Estado español “a la griega” tendría más bien repercusiones directas en lo referente a la migración. “España es desde hace años el destino principal de inmigrantes Latinoamericanos, sobre todo para los provenientes de países andinos como Ecuador o Perú”, dice Ambrosius.

La crisis de deuda y una tasa de desempleo de actualmente 24,4 por ciento han contribuido, según el experto, a que los inmigrantes tengan más dificultades para colocarse en el mercado laboral español, lo que conlleva una reducción de ingresos que los inmigrantes puedan compartir con sus familiares en forma de remesas. Por ello, el economista señala que una larga duración de la crisis haría a España menos atractiva para inmigrantes de América Latina.

Inmigración de España a América Latina


Por otra parte, comunidades españolas como la de Madrid ya han aplicado medidas contra inmigrantes sin residencia legal. Una de ellas consiste en impedir que consigan la tarjeta sanitaria, lo que les deja como única vía ante cualquier problema de salud acudir a urgencias. Al mismo tiempo ha comenzado una emigración de españoles hacia países como Chile, afirma el economista.

España vive su segunda recesión en tres años. La prima de riesgo, que mide la diferencia de interés entre el bono español a diez años y su equivalente alemán, se mantiene en niveles cercanos a su máximo histórico de 540 puntos básicos. Por causa de los créditos malos en los bancos españoles, se teme que el país tenga que buscar ayuda internacional y que esto lleve a la crisis de deuda de la zona euro a una etapa nueva y más peligrosa.        

Los medios de comunicación españoles y los analistas apuntan también directamente a la crisis de Bankia, la cuarta entidad bancaria del país, que va a ser nacionalizada y rescatada por el gobierno con una inyección de 19.000 millones de euros, y a la desconfianza de los mercados por la situación del sistema financiero español, lastrado por el estallido de la burbuja inmobiliaria en la que España vivió durante años.

Crisis lleva a un cambio en la percepción latina

Según Bert Hoffmann, director interino del Instituto de Estudios Latinoamericanos del GIGA en Hamburgo, un colapso económico podría también llevar a cambios sociales y culturales entre España y Latinoamérica. “El hecho de que la antigua potencia colonial, que ha servido como punto de referencia y modelo de desarrollo para muchos países en América Latina, entre en una crisis existencial, provoca un cambio en la forma como los latinoamericanos se ven a sí mismos”, afirma Hoffmann. El experto menciona como ejemplo a las relaciones entre Portugal y Brasil, las cuales fueron cambiando a medida de que la antigua colonia portuguesa se fue haciendo económicamente cada vez más poderosa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.