| 3/6/2015 7:20:00 AM

Inflación pone en aprietos al Banco de la República

Después de que el Dane revelará el dato de IPC correspondiente a febrero 2015 y a los últimos doce meses, académicos y economistas se preguntan qué hará el Emisor en la próxima reunión de política monetaria de este mes.

Es conocido que el control de la inflación o Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Colombia es el objetivo principal del Banco de la República que a través de decisiones de políticas macroeconómicas busca alcanzar tasas bajas de este indicador, generando la estabilidad del crecimiento del producto.

Según el Emisor los objetivos de la política monetaria combinan la meta de estabilidad de precios con el máximo crecimiento sostenible del producto y del empleo; de esta manera, dicha política cumple con el mandato de la Constitución.

Sin embargo, las decisiones que se toman al interior de las reuniones mensuales que sostiene la Junta Directiva del Banco de la República no son las más fáciles pues en ocasiones los indicadores que se supone deberían ser los que equilibrarán la balanza, están en contraposición dificultando la toma de decisiones.

“Al Banco le van a caer todos”

Según Orlando Santiago de la firma Fenix Valor, en la reunión del segundo mes del año en curso los miembros de la Junta “la tendrán difícil” porque en un año como este con una coyuntura del petróleo que le restará dinamismo a la economía, amenazando el crecimiento del PIB, sugeriría que en algún momento debería bajar las tasas de interés que por sexta ocasión se han mantenido estables en 4,5%.

“La desaceleración de la economía apunta a que bajo ese escenario petrolero la autoridad monetaria tendría que enfrentar presiones al alza en las tasas de interés, sin embargo, con el dato de IPC, revelado recientemente por el DANE para febrero y los últimos doce meses (1,5% - 4,6% respectivamente), todo sugiere que las tasas deberían subir, para moderar el costo de vida de los hogares colombianos”, señaló.

¿Quién gana y quien pierde con el dato de IPC?


Según Camilo Santana, catedrático y economista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la subida de 50 puntos básicos por encima del 4%, deja como grandes ganadores en primer lugar a aquellos que vienen haciendo inversiones con titulados indexados al IPC.

Caso contrario el perdedor de la jornada fue el Emisor pues deberán empezar a tomar medidas frente al dato y a la inflación básica que tendrá un choque importante dado el incremento que tuvo.

“De cara a que el Emisor vuelva a ubicar el dato en 3%, se le complicaría el escenario pues tendría que volver a subir tasas en el mediano plazo como medida que permita control temporal de la situación y arrastre el IPC durante los primeros seis meses antes de que se empiecen a observar inflaciones negativas”, señaló.

Vale la pena señalar que en enero la inflación aumentó y se situó en 3,82%, cifra superior a la proyectada por el equipo técnico del Banco y por el promedio del mercado. La aceleración en la inflación se explicó, principalmente, por el mayor ritmo de aumento en los precios de los alimentos. El promedio de las medidas de inflación básica completó cuatro meses con incrementos y alcanzó 3,22%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?