| 3/22/2012 8:00:00 AM

Petro advierte posible racionamiento en Bogotá

En la reunión que sostuvo el Alcalde con el Presidente de la República se habló de los problemas que existen por falta de obras en transmisión energética. Gustavo Petro señaló que puede haber un racionamiento el año entrante o a finales de este año en la capital. Solo si EPM inicia su obra “Nueva Esperanza” se evitará la situación.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro señaló que ante la falta de avances en las obras podría darse una crisis energética. El ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, calificó de alarmista la advertencia que hizo Petro.

"Los cálculos que hacemos es que si no se producen unas obras en transmisión energética, puede haber un racionamiento el año entrante o a finales de este año. El Gobierno precisó que se abre la puerta para la realización de las obras por parte de Empresas Públicas de Medellín, que tiene el contrato para ello. EPM podría comenzar obras dentro de un mes, situación que alejaría la posibilidad del racionamiento energético en la capital. Por otra parte, la nación quedó de estudiar con la comisión de gas, que cerca de US$120 millones anuales que la empresa bogotana TGI tiene a su haber, no les han sido reconocidos por la Comisión de Regulación, lo que impedía el programa de inversiones que tiene entre sus componentes la planta de compresión de cerca de US$50 millones en Chía, que es imprescindible para mantener la oferta de gas en Bogotá", dijo Petro.

El proyecto “Nueva Esperanza”, fue adjudicado a EPM en 2010 y no se había podido adelantar porque la empresa estaba solicitando más recursos para ejecutarla. En esa época el Gobierno determinó reforzar el sistema eléctrico de Bogotá con una línea de transmisión que viene desde El Guavio, por el oriente hacia el suroccidente de la ciudad, en donde está dicha subestación.

Al conocer estas declaraciones el ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, dijo que fue el primer sorprendido con las declaraciones. “Porque yo estuve en la reunión, fue una reunión cordial, amable, muy fluida y en la que se tocaron todos los temas y pues al ver ya las declaraciones al final de la noche quede sorprendido por su tono, un poco alarmistas en mi opinión, innecesariamente alarmistas”, comentó el ministro en Caracol Radio.

En la reunión con Juan Manuel Santos estipularon que las prioridades en materia de modo férreo de transporte en la ciudad, serán la continuación de los estudios de la línea pesada con el Banco Mundial, reunión que se llevará a cabo el 26 de marzo.

En materia de movilidad se tocó el tema del metro y su red de líneas, se planteó sobre la mesa utilizar los corredores férreos de la ciudad al máximo. Por ahora se mantiene la idea de que la primera línea arranque en Kennedy y terminaría en Suba.

“La gestora de la red de metro, será la Empresa de Energía de Bogotá lo que agilizará los trámites y procesos contractuales. Se precisó que la primera línea en construirse será la de metro ligero que recorrerá la carrera Séptima desde el 20 de julio hasta Zipaquirá, si el Departamento de Cundinamarca lo avala. El comienzo de construcción de obras este año depende de la aprobación por parte del Concejo de Bogotá de la adición presupuestal que transfiere lo que queda del cupo de endeudamiento por 800 mil millones de pesos", explicó el Alcalde.

En la reunión estuvieron presentes los ministros de Transporte, Germán Cardona; de Hacienda, Juan Carlos Echeverri; de Protección Social, Mauricio Santamaría; de Minas, Mauricio Cárdenas; por parte del Gobierno Nacional, mientras que por el Distrito, estuvieron presentes la secretarios de Movilidad, Ana Luisa Flechas; de Hacienda, Ricardo Bonilla; de Planeación, María Mercedes Maldonado; la Alta Consejera para las Víctimas, Ana Teresa Bernal; el secretario Privado, Jorge Rojas; y la asesora de la Empresa de Energía de Bogotá, Catalina Velasco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?