| 9/25/2009 12:00:00 AM

"Nuevo sistema financiero comienza hoy": G20

Los líderes de las 20 economías más importantes del mundo formaron el viernes una nueva junta de directores que se encargará de administrar la economía mundial, se comprometieron a reestructurar el sistema de regulación financiera y esforzarse por controlar el peligroso desequilibro que contribuyó al derrumbe del sistema financiero.

El presidente Barack Obama y los otros líderes declararon que la continuación de las reuniones del Grupo de los 20 países será la mejor manera de coordinar una política económica mundial coherente. Ese grupo se encargará de la tarea que estuvo durante tres décadas en manos de las naciones más ricas del mundo, el G7, integrado por Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, Canadá, y que en esta década se expandió al G8, al incluir a Rusia.

"El antiguo sistema de cooperación económica internacional terminó. El nuevo sistema comienza a partir de hoy", destacó el primer ministro británico Gordon Brown. Indicó que el G20, que no sólo incluye a las naciones desarrolladas sino también a los mercados que emergen a ritmo acelerado como China, Brasil y la India, se convertirá en la "principal organización económica para lidiar con la administración económica en todo el mundo", agregó.

El presidente Obama, que encabezó el debate, circuló entre los líderes antes de iniciar las deliberaciones el viernes, y conversó con el presidente chino Hu Jintao y su homólogo ruso Dmitry Medvedev.

La decisión de fortalecer el G20 es un gran cambio y resalta cómo el equilibrio mundial del poder ha cambiado en los últimos 40 años. Empero, el G8 continuará reuniéndose en asuntos de importancia común como la seguridad nacional, anunció el jueves la Casa Blanca.

Empero, los acontecimientos económicos quedaron ensombrecidos el viernes por el anuncio de que Irán cuenta con una segunda planta secreta para el enriquecimiento de uranio. El presidente Barack Obama, el francés Nicolas Sarkozy y el primer ministro británico Gordon Brown se presentaron juntos para exigir que Irán explique por completo su programa nuclear y le amenazaron con nuevas sanciones.

La de Pittsburgh fue la tercera reunión de líderes del G20 en menos de un año en medio de una recesión que ha dejado sin trabajo a millones de personas en todo el mundo y provocado tanto la pérdida de billones de dólares en patrimonio como gastos gubernamentales extraordinarios para apuntalar la economía. 

 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?