| 5/5/2014 6:30:00 AM

Crearán entidades para pagos electrónicos

El Gobierno presentó un proyecto ante el Congreso en el que busca aumentar el acceso de los colombianos al sistema financiero. Minhacienda explicó a Dinero la iniciativa.

En los últimos años el Gobierno Nacional y el sector privado le viene apostando a incrementar los índices de bancarización y de inclusión financiera en el país.

Sin embargo, los altos costos financieros y la baja cultura financiera en Colombia, han sido un obstáculo para cumplir con estos objetivos.

A ello se suma cantidad de problemas coyunturales que hacen más lento el proceso tales como el informalismo y la seguridad en las zonas apartadas.

De acuerdo con el Gobierno, por múltiples razones, la economía de Colombia no ha logrado brindar adecuados niveles de acceso de la población a una amplia gama de bienes y servicios que se encuentran directamente ligados al bienestar de las personas. 

Esta situación conduce a que exista una amplia oferta de servicios informales prestados sin el cumplimiento de estándares, sin un adecuado esquema de protección del consumidor y a elevados costos. 

Los reducidos niveles de acceso a servicios formales se constituye en un problema que afecta especialmente a quienes tienen menores ingresos, aumentando así los niveles de inequidad social. 

Adicionalmente, un entorno de informalidad impide construir y aprovechar información relevante que podría conducir a mejorar los niveles de bienestar e inclusión social, generándose así, un círculo vicioso de exclusión y marginalidad para la población de menores ingresos. 

Los servicios financieros no son la excepción: por falta de cobertura del sector formal, una gran porción de la población se ve obligada a recurrir a mecanismos informales, como el uso del efectivo para hacer sus transacciones, el ahorro en efectivo, los usureros, los prestamistas “gota a gota” o el envío de dinero en encomiendas informales, lo cual genera, entre otros problemas, inseguridad y altos costos. 

Así lo explica el Ministerio de Hacienda en la exposición de motivos del proyecto de ley que radicó ante el Congreso de la República en el cual busca crear unas entidades y una serie de medidas que den garantías en el pago y depósitos por la vía electrónica que disminuyan los riesgos de la informalidad.

Precisamente el titular de la cartera de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó a Dinero los alcances del proyecto.

Dinero. ¿Cuál es el objetivo de este proyecto de ley?

Ministro. El proyecto de ley crea unas nuevas entidades financieras llamadas sociedades especializadas en depósitos y pagos electrónicos, que pueden captar ahorros del público únicamente para ofrecer los servicios de pagos, giros, transferencias, recaudo y ahorro.

Ya que los servicios que podrán prestar estas nuevas entidades son limitados, también tendrán requisitos regulatorios más livianos, ajustados a los riesgos que administran. 

Esto más la mayor competencia y capilaridad en la base de la pirámide, permitirá que se presten estos servicios a más bajo costo para todos los colombianos. 

En esquemas similares en el mundo, por ejemplo, realizar un giro cuesta alrededor de $800 mientras que hoy en día en Colombia cuesta alrededor de $8.000.

D. ¿Cómo se abrirán las cuentas PAD (Pago y Ahorro Digital) y qué beneficios tendrán?

M. Las cuentas que los clientes abran en estas sociedades tendrán un trámite simplificado de apertura, que incluso permite que se realice remotamente, es decir, sin necesidad de presencia física; de otro lado, los retiros que se realicen estarán exentos del gravamen a los movimientos financieros – GMF siempre que no excedan de 65 Unidades de Valor Tributario – UVT por mes ($1´800.000 aprox.), sin necesidad de que los clientes registren las cuentas para gozar de la exención.

Estas entidades estarán vigiladas por la Superintendencia Financiera y los depósitos que los clientes tengan allí tendrán la garantía del seguro de depósitos de Fogafín. Esto es muy importante. 

Asegura que los recursos que se capten estén vigilados y protegidos, a diferencia de lo que hacen muchos captadores ilegales.

D. ¿Este proyecto va dirigido a quién y si en algo vincula a las personas del común?

M. El proyecto beneficia sobre todo a los colombianos del común, lo que podríamos llamar la base de la pirámide, que por diferentes motivos hoy no tiene acceso a los servicios financieros y deben pagar costos relativamente altos para realizar giros o transferencias a sus familiares. 

Esperamos que este proyecto facilite el acceso de los colombianos a servicios financieros básicos, de forma eficiente y a bajo costo. 

Con estos productos los colombianos que hoy están en la informalidad podrán construir un historial de pagos que reemplazará los certificados de ingresos a la hora de pedir crédito o solicitar un seguro. 

Es la puerta de entrada de los informales al mundo del financiamiento para dejar de una vez por toda, esquemas como el llamado, “Gota a gota”.

Estamos convencidos de que a quienes más beneficiará el proyecto es a los más pobres y a aquellos que se encuentran en lugares alejados ya que la facilidad para abrir las cuentas más la reducción de los costos de servicios que son muy usados hoy en día, como el giro, permitirá que puedan incorporarse en el sistema financiero formal, de forma sencilla, eficiente y sobre todo, segura.

D. ¿La banca y el sector financiero qué concepto dan al respecto?

M. El proyecto de ley fue ampliamente socializado antes de su presentación al Congreso de la República no sólo con el sector financiero, sino también con el sector postal y el de las telecomunicaciones, logrando llegar a muchos puntos de encuentro. La retroalimentación de la industria, sin duda alguna, fue pieza fundamental para la estructuración final del texto.

D. ¿En qué medida se reflejará una vez aprobado este proyecto para la inclusión financiera en el país?

M. En países en los que se han implementado modelos similares al propuesto, se han observado crecimientos extraordinarios en el número de personas que se vinculan a estos esquemas y que usan efectivamente los servicios ofrecidos por los mismos.

Nuevamente, creemos que la facilidad en la apertura de los productos, sumado a la reducción de costos permitirá que estas nuevas entidades le lleguen a millones de colombianos que antes no tenían o no usaban servicios financieros formales.

D ¿La presentación de este proyecto significa que el desempeño en la inclusión financiera y la bancarización es muy pobre?

M. Colombia ha sido país líder en materia de inclusión financiera no solo en la región sino también en el ámbito mundial. 

En los últimos años los avances en materia de cobertura geográfica y de acceso de las personas a los productos financieros, ha sido enorme. En efecto, hoy en día casi el 100% de los municipios cuenta con la presencia de una entidad financiera y más del 70% de los colombianos tiene al menos un producto financiero.

No obstante, si bien los progresos en cobertura son evidentes, aún hay una tarea pendiente en términos de la utilización de los servicios financieros por parte de los colombianos. Por lo tanto, es necesario que el país aproveche las redes que ya tiene instaladas y la tecnología disponible para llegar cada vez a más colombianos con productos sencillos y económicos que se ajusten más a sus necesidades específicas. 

Este proyecto es un gana-gana para todos los colombianos, especialmente quienes viven en la informalidad, sometidos al uso del efectivo como única alternativa de pagos y ahorro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?