| 6/17/2009 12:00:00 AM

Los peligros del Marco Fiscal de Mediano Plazo

Aunque las cifras del plan financiero del gobierno parecen buenas, Fedesarrollo alerta sobre dos problemas que se ven venir. Uno el de tener gastos permanentes financiados con recursos transitorios y otro, el manejo de las exenciones.

Un escenario fiscal en el que la deuda pública no es un problema tan serio como en los países desarrollados y en el que ya se tiene la financiación del gasto público asegurada para este año y una buena parte del entrante, presentó el martes el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, en el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

El esquema financiero para los próximos años establece una meta para el déficit fiscal consolidado en 2009 de 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a $18,3 billones y para el 2009, el gobierno redujo levemente a un 2,4% del PIB la meta de déficit fiscal consolidado desde una previsión inicial de entre 2,5% y 2,8%.

Además, fijó una meta de un déficit fiscal del Gobierno Nacional Central del 3,7% del PIB este año y de 4,3% del PIB para el 2010.

En líneas generales, las cifras de déficit del Gobierno Nacional Central para 2009 son buenas si se comparan con el promedio los países emergentes que están en 4% del PIB, pero mayores que las de otras economías de la región como Brasil (-1,9%) y México (-0,3%).

Los problemas
Pero además, el marco fiscal de mediano plazo dejó un poco más claros dos puntos débiles del manejo fiscal colombiano. De un lado que se están financiando gastos permanentes con ingresos transitorios y de otro, que la forma de resolver el problema de inestabilidad tributaria para las empresas está generando otro lío, que es el manejo de las exenciones. Así se lo manifestó a Dinero.com el investigador de Fedesarrollo, Orlando Gracia.

En el primer aspecto, el gasto de defensa es el más notorio. El impuesto al patrimonio generará un problema grande en el futuro, dice el investigador. Pero también menciona la financiación de programas sociales como Familias en Acción, que tienen compromisos de mediano plazo y no siempre fuentes claras para atenderlos.

También hay algún riesgo para mantener el gasto público para la salud y las pensiones. “Aunque tienen unos ingresos permanentes que provienen de las cotizaciones de los empleadores y trabajadores, hay una presión por bajarlos”, dice. Además, por el crecimiento de la informalidad, el régimen subsidiado en salud y pensiones queda fácilmente sobre la espalda del Gobierno Nacional Central, dice.

De otra parte, considera que si bien se ha conseguido un avance en materia de seguridad jurídica con los acuerdos de estabilidad tributaria, ahora las finanzas públicas se enfrentan a un problema de tener que asumir un costo que Gracia califica de “ineludible en el mediano plazo”. El problema, le parece es que habrá una baja en los ingresos y que el gobierno quedará obligado a cumplir. “Es como atarse las manos en medio de un río revuelto”, explica. “Este problema no se mide en Marco Fiscal”, concluye.


El plan
El Marco muestra la situación de corto plazo con relativo realismo. "El mayor déficit lo explica en su totalidad el comportamiento de los ingresos que pasan de 16,1% del PIB a 14,5% del PIB entre 2009 y 2010", dijo el documento Marco Fiscal de Mediano Plazo que presentó el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga.

La reducción de la recaudación fue explicada en el documento como "producto del efecto de la desaceleración de la actividad económica y el descenso del precio del petróleo en los ingresos tributarios y de capital, como consecuencia de la crisis financiera internacional".

El Gobierno estima que el crecimiento de la economía se ubicará en el 2009 en la parte inferior del rango de entre 0,5% y 1,5% establecido como meta, muy por debajo del 7,5% que registró en el 2007, su mejor comportamiento en las últimas tres décadas, y del 2,5% del 2008.

"Me parece que tenemos que ser cuidadosos con los mensajes, queremos ser muy realistas, muy objetivos, pero también entender lo que ocurre en el contexto externo y valorar lo que hemos hecho en los últimos años", dijo Zuluaga.

En materia de financiamiento para el año 2009, el gobierno ya tiene asegurados la totalidad de los recursos externos por US$4.650 millones, de los cuales US$1.000 millones se obtuvieron mediante la emisión de bonos soberanos el 6 de enero y otros US$1.000 millones que se consiguieron el 14 de abril como prefinanciamiento para 2010, que están en caja. Los otros US$2.650 millones se contrataron con las entidades multilaterales de crédito.

En cuanto al financiamiento interno 2009, la meta inicial del Gobierno era hacer emisiones por $24,5 billones en Títulos de Tesorería (TES). Sin embargo, el prefinanciamiento en 2008 y las operaciones de canje realizadas en lo corrido del año han permitido reducir las necesidades a $17,8 billones de pesos. De esta meta ya se ha colocado el 86%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?