| 3/8/2011 7:00:00 AM

Libia no es el único riesgo para la economía

Aunque el conflicto con Libia y su efecto sobre los precios del petróleo es el riesgo inminente a la baja del crecimiento económico, no sobra recordar otros aspectos que pueden poner en peligro la anunciada lenta recuperación de la economía global.

Los precios del petróleo, la posibilidad de un choque de oferta de materias primas, la crisis financiera de la comunidad europea, los problemas fiscales de Estados Unidos, la inflación y los aumentos no calculados de tasas de interés, son los riesgos a la baja para el crecimiento económico global este año.

* Que la aparente guerra civil prolongada en Libia, se extienda a Bahrein y Arabia Saudita (11 de marzo es el "Día de la Ira" en Arabia) ha llevado los precios del petróleo en Estados Unidos cerca de los US$107, el martes cerró en US$105,44 por barril. Muchos analistas a nivel mundial han proyectado que si el petróleo llega a niveles de US$200, la economía mundial no podría evitar una nueva recesión.

* Mientras todos los ojos de los medios están en ese problema, la crisis financiera europea ha pasado a un segundo plano. Sin embargo, los diferenciales de tasas siguen siendo elevados y hay varias reuniones clave programadas para marzo, por ejemplo una cumbre sobre la crisis de la deuda especial de la zona euro prevista para el viernes, 11 de marzo.

* Mientras tanto, Irlanda está pidiendo a renegociar los términos de su rescate, la calificación de la deuda de Grecia fue bajada el lunes, y Portugal es, probablemente, el próximo en entrar en un rescate. Por su parte, el Banco Central Europeo ha lanzado la próxima ronda de pruebas de estrés del sistema financiero.

* Por el lado de Estados Unidos, el techo de la deuda que se vislumbra en varios presupuestos estatales y del déficit fiscal del gobierno nacional han desatado una serie de recortes en el presupuesto de 2011, que si continúan en la misma proporción, pueden causar una desaceleración en el crecimiento de ese país.

* La inflación es una moneda de dos caras. Por un lado, si la inflación aumenta, los bancos centrales empezarán a aplicar una política monetaria restrictiva aumentando las tasas de interés. Es probable que esa reacción se esté dando en momentos por choques temporales sobre los precios, en momentos de lenta recuperación económica.

* Finalmente, los desequilibrios económicos globales tampoco dejan de existir y los gobiernos tanto de China como de Estados Unidos al parecer no han llegado a ningún acuerdo al respecto. El país del norte se mantiene en prolongar la inyección de liquidez en el mercado para reactivar su economía, y el país asiático no deja de proteger su moneda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?