| 10/23/2015 5:00:00 AM

Las empresas familiares y el ‘boom’ de la industria petroquímica enmarcan la historia económica de Cartagena

Con una participación del 5% en el Producto Interno Bruto de Colombia (PIB) y una población de más de un millón de habitantes, Cartagena se sitúa como una de las ciudades secundarias más importantes del país y un referente en términos de desarrollo industrial en el Caribe.

La ciudad fundada en 1533 por el conquistador español Pedro de Heredia ha afrontado una verdadera revolución económica en los últimos cien años, al pasar de solo 150 empresas a 27.200 en el 2014. 

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC), María Claudia Páez, quien destaca el papel de su entidad en el desarrollo de la capital del departamento de Bolívar en el siglo XX.

Y es que la CCC cumple su primer centenario de existencia en noviembre próximo, y para ello realizará un foro de reflexión con expertos, empresarios y estudiantes en el centro de convenciones de Cartagena Julio César Turbay Ayala.

Uno de los temas que se van a abordar durante el evento será la importancia de la industria, los puertos y las empresas familiares para Cartagena, una ciudad que evocará tiempos remotos para reconocer a las personalidades que impulsaron la economía.

La Fábrica de Gaseosas de Carlos Román (fundada en 1882), la industria de calzado de la familia Espriella (1903), la Tipografía Mogollón (1906) o la panadería de los hermanos Benedetti (1909), fueron algunas de las compañías que forjaron el ecosistema empresarial de esa urbe. 

Sin embargo, uno de los hechos que marcaron el futuro económico de la ciudad fue la llegada en 1920 de la petrolera canadiense Andian National Corporation, una filial de la Standard Oil Company que realizó importantes inversiones en el campo de la infraestructura.

Esta firma internacional, según un reporte del Banco de la República, estuvo involucrada en la construcción de una carretera de 25 kilómetros entre Mamonal y Pasacaballos, un hospital que operó hasta la década del 50 y también contribuyó con la urbanización del sector conocido como Bocagrande. 

“La actividad de la Andian en Cartagena se sintió en múltiples campos y ayudó a reanimar la vida económica del adormecido villorrio”, agrega el reporte histórico del emisor, en el que además afirma que uno de los períodos dorados de la ciudad fue entre 1925 y 1932.

Cartagena en el contexto económico actual

El legado de esa compañía, sumado a la llegada de nuevos actores, impulsó el desarrollo de un clúster especializado en petroquímica, una industria a la que pertenecen 14 de las 15 compañías más importantes de Cartagena en términos de ingresos. 

María Claudia Páez coincide con los analistas en que la coyuntura económica actual no es fácil en un país como Colombia, cuyo PIB “dependía en un 50%”  de los ingresos del sector minero-energético. 

Esta situación obliga a “replantear” el modelo y buscar nuevas fuentes para la generación de riqueza en el país, según lo afirmó la ejecutiva durante la entrevista realizada en el marco de una visita a Bogotá.

Este escenario no ha sido tan dramático para algunos de los sectores productivos de Cartagena. El petroquímico, por ejemplo se ha beneficiado con la compra de crudo más económico para su posterior transformación y venta en el mercado internacional.
  
Precisamente, el Gobierno colombiano anunció hace unos días la puesta en marcha de la Refinería de Cartagena (Reficar), un complejo industrial que operará plenamente en marzo del próximo año y en el cual se invirtieron US$8.000 millones.

La planta, considerada una de las más modernas de América Latina, procesará unos 165.000 barriles diarios de crudo y generará ventas diarias por US$20 millones. Adicionalmente, producirá derivados del petróleo que Colombia nunca había elaborado, entre ellos, el choque.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó que el impacto de esta refinería en el PIB de la nación será del 1% “adicional”, mientras que el beneficio en el PIB industrial sería del 10%.

¿Qué otros sectores crecen en Cartagena?

La depreciación del peso frente al dólar ha favorecido en gran parte a los exportadores, pues según cifras oficiales, la facturación de los comerciantes que trabajan en los puertos cartageneros ha aumentado hasta en un 20% en los últimos meses.

Otro de los sectores que ha registrado un interesante dinamismo es el turístico, el cual se ha robustecido con la llegada de importantes cadenas internacionales que han diversificado la oferta de esa urbe situada a orillas del mar Caribe. 

Sin embargo, una de las advertencias de la presidenta de la CCC tiene que ver con la sobreoferta de turistas en la ciudad, la cual ha venido avanzando en materia de infraestructura en los últimos años pero que también “tiene un límite”. 

Para atender este gran flujo de viajeros, Cartagena prevé aumentar el número de habitaciones disponibles el año próximo, al pasar de 5.000 a 8.500. Sin embargo, esta medida no será suficiente ya que también habrá que garantizar la capacidad de los servicios básicos, así como la profesionalización de los distintos actores del sector para lograr una mayor competitividad.

La agroindustria también tendrá que afrontar grandes desafíos, pues los únicos productos con proyección comercial son la palma de aceite y el cacao, argumentó Páez, y apuntó que también se requieren plantas de transformación para crear productos con valor agregado a partir de esa materia prima. 

La informalidad: ¿El karma de Cartagena?

La directiva finalmente aseguró que no deja de ser preocupante el nivel de informalidad laboral que aqueja a la ciudad, pues entre agosto y octubre de este año ese indicador alcanzó el 58%. 

Para superar este reto,  la Alcaldía junto a la Cámara de Comercio y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) adelanta un programa para fomentar el emprendimiento en la ciudad, el cual ha beneficiado con capital semilla a unas 9.000 personas que han desarrollado propuestas de negocio con potencial de crecimiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?