| 10/7/2011 4:15:00 PM

La bonanza de mascotas en América Latina

En Latinoamérica se registra un 'boom' en el consumo de productos para el cuidado de las mascotas, tanto que el mercado se ha especializado.

;
BBC

Hace dos años, Daniela Baltazar decidió constituir una tienda de mascotas en la Ciudad de México. Pero no es cualquier tienda, sino una que se especializa en objetos exclusivos y poco comunes para perros: camas en forma de flor, de pulpo o de automóvil; vestimentas de leopardo, de geisha o de fantasía; sillones, coches de bebé e incluso un armario especial para el vestuario y los juguetes del animal.

Aunque ella admite que el mercado es reducido, también explica que cada vez hay una mayor demanda por este tipo de productos.

¿Quién es más listo, el perro o el gato?Y es que, según la compañía Euromonitor, que se especializa en hacer estudios de mercado, en los últimos cinco años, el consumo de productos para la alimentación y el cuidado de las mascotas creció 44% en América Latina.

"América Latina ha sido, sin duda, la actriz estelar en el mercado global del cuidado de las mascotas", escribió Emily Woon, analista de Euromonitor.

"Liderados por el vibrante mercado brasileño, las ventas de productos alimenticios y para el cuidado de las mascotas están aumentando de la mano de la emergencia de una clase media mucho más grande".

Baltazar está de acuerdo. "Muchas veces la gente piensa que es para gente de clase alta, pero no. Para mí, mi nicho es la clase media, pues siento que es la clase media la que más llega a invertir. Hay personas que dejan de comprar cosas para ellos y gastan en su animalito todo lo que ahorraron".

Todo tipo de productos
A diferencia de Europa y Estados Unidos, donde hay un mercado establecido para los accesorios de las mascotas, en América Latina es una tendencia que hasta ahora se está marcando.

No sólo en América Latina se ha registrado un interés por los productos de las mascotas. En Ucrania, este perro viste los colores del equipo de fútbol Shakhtar Donetsk.

"En la región, viene más despacio", le explica a BBC Mundo Guillermo D'Andrea, un especialista argentino en temas de consumo que trabajó para una compañía de mascotas. "Lo que se ve todavía son muchas veterinarias, pero las cadenas grandes todavía no están apareciendo".

Lo que sí es claro es que hay cada vez mayor interés en América Latina por los temas relacionados con el cuidado y el bienestar de las mascotas, y eso se refleja en el tipo de productos y servicios que se ofrecen.

Eso lo sabe muy bien Bárbara Arce, dueña de una tienda de mascotas en Santiago de Chile, pues uno de los productos que vende es la indumentaria de la selección de fútbol de ese país, pero en versión canina.

"Vendemos para todo tipo de gente y para todo tipo de perros: desde el más chiquito, el chihuahua, hasta para un rottweiler", explica Arce, quien añade que hay una excepción: sólo vende las camisetas con los nombres de los jugadores más famosos, como Jorge Valdivia, Humberto Suazo o Matías Fernández.

El caso de Chile es particular, pues según Euromonitor, tiene más perros por persona que cualquier otro país.

¿A qué se debe el crecimiento?

El analista Guillermo D'Andrea explica que hay razones económicas y culturales para la expansión del mercado específico para mascotas en la región.

Se trata, en su opinión, de "la mejora del poder adquisitivo, las campañas comerciales y que la gente tiene una relación muy afectiva con las mascotas".

Para Emily Woon, de Euromonitor, la razón detrás del 'boom' es el crecimiento en los ingresos de los latinoamericanos.

El mercado se ha especializado, hasta el punto de que es posible comprar todo tipo de productos para las mascotas, como impermeables para la lluvia
Este factor, en su opinión, es el que ha causado el incremento en las ventas e "indica la emergencia de una vibrante clase media, que antes llamaba la atención por su ausencia en América Latina".

Según esta empresa, Brasil es el mercado más grande de la región, con ventas de productos para mascotas por US$5.200 millones en 2010, seguido de México (US$1.000 millones) y Argentina (US$645 millones).

Un tercer elemento es el cambio en los hábitos de vida. Baltazar habla de una "transformación en la sociedad" y resalta que, por ejemplo, "ahora hay parejas que no tienen hijos y que, en su lugar, tienen mascotas y las adoptan para llenar ese espacio. Ya no lo ven como el perro que está afuera sino como un miembro de la familia".

Y como miembro de la familia, a ese animal hay que consentirlo: ya no sólo es cuestión de comprarle su comida, sino también de ofrecerle todo tipo de lujos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?