| 10/4/2012 3:10:00 PM

Impuestos amenazan al sector petrolero

La Asociación Colombiana del Petróleo alertó sobre "una pérdida de competitividad a nivel internacional" de la industria nacional de los hidrocarburos, si se tramitan iniciativas del Congreso.

"Estamos muy preocupados por las iniciativas que ya se han presentado por parte de los congresistas", dijo Alejandro Martínez, presidente de la ACP, el gremio que agrupa a la empresas petroleras privadas en Colombia.

Tales proyectos se concretan en un impuesto de industria y comercio aplicado por los municipios, compensaciones para nuevos contratos de exploración y producción, un aumento de las regalías, y la eliminación de las deducciones por regalías y compensaciones en el impuesto de renta.

En caso de que prosperen todas estas iniciativas legislativas, los nuevos barriles de petróleo descubiertos en Colombia pasarían de estar gravados al actual 70 % para alcanzar un 91 % de su valor.

"Colombia saldría completamente de competitividad a nivel internacional para atraer inversiones petroleras", afirmó Martínez, que advirtió del riesgo de que se produzca una desinversión extranjera parecida a la que sucedió en la década de los noventa, cuando la producción declinó un 10 % anual.

En 2011, la inversión extranjera en el sector petrolero alcanzó los US$5.125 millones, la producción creció un 16 % y se perforaron 126 pozos.

Martínez también advirtió que si suben las tasas, bajarían los ingresos ya que "no habría los niveles de inversión que se están dando hoy en día y que son los que generan altos ingresos tanto en impuestos de renta como en regalías".

Pese a las suspicacias levantadas en el sector petrolero ante estas iniciativas, Martínez aseguró tener al Gobierno de su lado ya que "las ve inconvenientes".


EFE                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?