| 9/5/2014 7:00:00 AM

Productividad no justifica incrementos salariales

En diálogo con Dinero, el economista y ex viceministro de Comercio Exterior Mauricio Reina explicó los motivos por los cuales el trabajo colombiano y los productos que utilizan la mano de obra local valen más de lo que costaban hace 10 años.

La forma más fácil para medir  la productividad de la mano de obra colombiana versus e l crecimiento de su productividad e ingresos, está basada en dos variables.

Para el economista, solamente se deberían aumentar los ingresos de los colombianos en la medida en que se generará una mayor productividad,  porque de lo contrario se genera una distorsión que termina perjudicando a la persona y a la economía.

Sin embargo se concluye que  el salario mínimo en Colombia medido en pesos se ha duplicado en los últimos  años, mientras que en dólares se ha duplicado 2,5%, sumando los efectos revaluacionista.

De acuerdo al analista Reina, el trabajo colombiano y los productos deducidos del mismo se han encarecido en el mercado internacional, lo que no sería tan grave si la productividad colombiana hubiera crecido a la par

“Infortunadamente  las cifras demuestran lo contrario puesto que  la productividad de un empleado colombiano equivale a la quinta parte de un trabajador de los EE.UU,  lo que nos lleva a concluir que durante los últimos años se ha aumentado el pago a un factor productivo ineficiente, cuya competitividad no ha aumentado”, señaló.

¿Porque se presenta este fenómeno?

Para el economista de La Universidad de los Andes con maestría en  relaciones internacionales de la Universidad Johns Hopkin, el hecho de que el salario mínimo colombiano aumente año a año  por encima de la inflación y la productividad, obedece a la situación política que hace de esta herramienta, un mecanismo para ganar más simpatizantes en campañas electorales

“Para un gobernante cualquiera sea,  resulta popular aumentar el salario mínimo por encima de la inflación,motivo por el cuál no resulta raro  tener  un desempleo de dos puntos por encima del promedio de américa latina porque nos damos el lujo de hacer cosas como esas”, aclaró.

Además el analista realizó un especial énfasis en la mediocre tarea que ha realizado el tejido empresarial de Colombia de cara a los procesos de globalización, entendiendo que el país requiere de tecnificación y mayor producción si se quiere ser más competitivo.

Según Reina, hace 10 años cuando se anunciaron los múltiples Tratados de Libre Comercio en los que se comprometería Colombia,  muchas empresas anunciaron  una transformación productiva, pero muy pocas hicieron la tarea realmente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?