| 11/22/2015 12:01:00 AM

Los obreros están de moda: Empleo en construcción crece con fuerza

Técnicos, tecnólogos y obreros calificados podrían convertirse en los principales ganadores con el crecimiento de la construcción en los próximos años. El empleo en este sector crece más rápido que cualquier otro y en estos oficios la demanda por trabajadores pasa por un buen momento.

Cascos y botas podrían volverse más populares en Colombia en los próximos años a medida que la construcción sigue creciendo. Los principales beneficiarios de esta tendencia parecen ser los no profesionales: técnicos, tecnólogos y obreros calificados.

El empleo en esta actividad creció 7,8% anual en octubre siendo el área más dinámica del mercado laboral colombiano. Las cifras del Observatorio Laboral del Sena apuntan a que esta tendencia podría mantenerse hacia adelante con los 363 proyectos registrados en todo el país. 

Este fenómeno ocurre a pocas semanas de que comience la construcción de los proyectos de infraestructura vial de cuarta generación (4G). De acuerdo con el gobierno las primeras intervenciones deben arrancar a finales de este año y a comienzos de 2016 y podrían implicar que las obras civiles crezcan a dos dígitos en 2016.   

En el tercer trimestre de 2015 los técnicos y tecnólogos en construcción y áreas afines a la arquitectura se ubicaron en el ‘top’ de las profesiones promisorias de la Agencia Pública de Empleo, es decir, registraron un gran apetito de empresarios en comparación con los trabajadores interesados. En la misma línea están los obreros calificados, es decir aquellos que tienen capacitaciones en labores específicas en torno a la construcción.  

¿Y los profesionales?

Por su parte, los ingenieros de construcción estuvieron entre los 10 tipos de profesionales más buscados por las compañías.
 La Sociedad Colombiana de Ingenieros calcula que se necesitarán unos 3.000 ingenieros profesionales para construir los túneles de las autopistas 4G y otros 13.000 serán requeridos para la construcción de puentes.  Una ley obliga a los consorcios a buscar al menos el 80% de esa mano de obra entre los colombianos.

Datos del Ministerio de Educación con corte a 2013 muestran que el 22,7% de los graduados estudiaron carreras afines a la construcción como ingenierías, arquitectura, urbanismo, entre otras y la vinculación laboral de los egresados es similar a la de otras carreras en Colombia. Para entonces el salario de enganche de un recién graduado estaba 1,3% por encima del salario promedio en el país.

Algunos analistas, por ejemplo, los de la firma Structuralia, indican que Colombia es uno de los países del mundo donde la formación técnica de ingenieros está tomando más fuerza, en especial a la hora de responder ante el desarrollo de nuevos avances en infraestructura de vial o energética. 
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?