| 9/30/2011 2:31:00 AM

Desmontarán sobrecargo de combustible para el transporte aéreo

El Presidente Juan Manuel Santos anunció que el Gobierno Nacional se propone que para marzo del 2012 esté eliminado el sobrecargo de combustible para el transporte aéreo.

 “Creo que sí vale la pena que lo desmontemos. Y lo vamos a hacer de una forma inteligente y de una forma en que todo el mundo se pueda ajustar a la nueva realidad”, indicó el Mandatario al intervenir en el Congreso Nacional Hotelero, que se realiza en Cartagena.

Señaló que es necesaria la creación de una mesa de trabajo en la cual estén representados el Gobierno Nacional, las líneas aéreas y el sector hotelero, buscando que en unos seis meses dicho sobrecargo esté eliminado.

“Le voy a pedir al doctor Santiago Castro (Director de la Aeronáutica Civil) que por qué no crea una mesa de trabajo, porque me imagino que las líneas aéreas tendrán su punto de vista y presentarán unos documentos, y que por qué no forma una mesa de trabajo con el Ministerio de Comercio, el Ministerio de Transporte y que el sector hotelero esté ahí representado, y nos ponemos una meta para que de aquí a seis meses esa sobrecarga esté eliminada”, puntualizó.

El Mandatario consideró que el turismo colombiano necesita más oferta y pasajes más baratos. Dijo que cree que “el mercado resiste esa mayor competencia”.

“Creo que el turismo colombiano necesita más oferta y pasajes más baratos, y creo que el mercado resiste esa mayor competencia. De manera que en la próxima Asamblea de Cotelco, a donde prometo asistir también, usted no me tendrá que hacer ese reclamo”, concluyó el Presidente Santos.

Aerocivil asegura que aerolíneas tendrán margen de tiempo para reacomodar tarifas

La Aeronáutica Civil de Colombia informó que el Gobierno Nacional después de analizar  la historia y el sentido  del llamado “Q de Combustible” ha decidido derogar este sobrecargo y para tal fin ha instruido a la Aerocivil para que lidere y convoque una mesa de trabajo conformada por el Ministerio de Transporte, Ministerio de Comercio, empresas de transporte aéreo nacional y el sector turístico para que se determine la forma y el momento de implementar esta directriz, la cual se podrá aplicar de forma gradual y progresiva en un plazo no mayor a seis meses.

En ese orden ideas, se le brinda a la industria un margen de tiempo para ajustar su estrategia comercial al nuevo esquema tarifario de libre competencia regulada.

Con lo anterior, se beneficiará a más de 20 millones de viajeros que se movilizan en rutas aéreas dentro y fuera del país.

ATAC: “El costo  del combustible es uno de los factores que más impactan la competitividad del sector aéreo en Colombia”

Por su parte la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia (Atac), aseguró, en un comunicado de prensa que al ser reconocidos por la Presidencia de la República como un sector estratégico para el desarrollo del país, ATAC reafirma su compromiso en buscar las mejores alternativas de viaje en Colombia y con gusto participará en la mesa de trabajo con la Aeronáutica Civil y los diferentes participantes de la industria turística, sugerida por el Presidente de la República, para sustentar el aporte del sector a la economía, al turismo y a la necesidad de generar su propia sustentabilidad.

Esta medida del Cargo por Combustible, creada por el Gobierno Nacional, se ha convertido en un mecanismo excepcional, al permitir compensar una proporción del sobrecosto causado por las continuas variaciones en el precio de este  insumo sustancial.

Ejemplo concreto de esto se refleja en que el precio del galón de combustible  se ha incrementado en 120% entre enero de 2009 y septiembre de 2011. Se trata de un incremento desmesurado, que amenaza las condiciones de competitividad  del sector y pone en riesgo la prestación del servicio por parte de las aerolíneas. 

La metodología establecida para el cobro del Cargo por Combustible está fundamentada en parámetros  transparentes para el usuario. El incremento en los precios internacionales del petróleo genera un incremento proporcional en el cargo por combustible y viceversa. Si los precios se reducen, automáticamente se contrae en proporción equivalente el cargo por combustible.

El transporte aéreo nacional ha tenido una importante transformación. La liberación del piso tarifario, el incremento de la competencia, el fortalecimiento de la inversión extranjera y la  renovación de flota en las aerolíneas nacionales, ha venido generando  un importante crecimiento en la oferta de las frecuencias de vuelo nacionales y una mayor conectividad internacional. Esta combinación de elementos regulatorios y de mercado, ha generado una disminución en las tarifas y un aumento significativo en los pasajeros movilizados. Todo esto se ha dado  en medio de los rezagos en materia de infraestructura, costos de aranceles e incrementos de los costos aeroportuarios, entre otros. 

Por este motivo, si la política del Gobierno Nacional es la de liberalizar el cargo por combustible, la industria aérea hace una llamado para que se estudien con detenimiento los efectos económicos de eliminar esta medida y solicita que se tengan en cuenta dentro de esta línea la revisión de otros impuestos y aranceles que afectan su competitividad y otros cargos que se cobran a los pasajeros y que pueden distorsionar las tarifas. 

Un cambio estructural como la eliminación del cargo por combustible genera señales de inseguridad jurídica para la inversión extranjera en Colombia, y en consecuencia es sustancial medir este impacto económico en este momento coyuntural de la industria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?