| 11/6/2009 2:30:00 PM

Demasiado pronto para retirar estímulos: FMI

El Fondo Monetario Internacional advirtió el viernes a los líderes de las finanzas globales que no deberían repetir los errores cometidos durante la Gran Depresión, retirando demasiado pronto de su economía los estímulos de emergencia.

En un documento preparado para la reunión de ministros de Finanzas y representantes de los bancos centrales del Grupo de los 20 en Escocia, al que tuvo acceso Reuters, el FMI resaltó la fragilidad de la recuperación global, al afirmar que depende fuertemente del apoyo especial de los Gobiernos.

"Una de las principales lecciones de la experiencia de crisis similares (como la Gran Depresión o la de Japón en los años 90) es que el retiro de las políticas de estímulo demasiado pronto puede ser muy costoso, particularmente si el sistema financiero se mantiene vulnerable y propenso a impactos adversos", dijo el Fondo.

El ministro británico de Finanzas, Alistair Darling, anfitrión de la reunión, dijo a Reuters que las autoridades mantendrían su compromiso para preservar sus medidas de apoyo hasta que la recuperación esté asegurada y también lanzarían un nuevo sistema de control mutuo para ayudar a rebalancear el crecimiento y prevenir futuras crisis.

"Pienso que podemos alcanzar un acuerdo sobre, en primer lugar, estar seguros de que no retiraremos los apoyos demasiado pronto porque la recuperación no está bien afianzada en todas partes", sostuvo.

Concretando acuerdos de Pittsburgh

La reunión presidida por Darling es la tercera del año entre ministros de Finanzas y representantes de bancos centrales del G-20, y se desarrollará a partir del viernes en St Andrews, al este de Escocia.

Desde entonces, ha habido cada vez más señales de que el mundo está finalmente saliendo de su peor recesión en décadas y que las cosas podrían estar retornando a la normalidad después de una crisis que hizo desaparecer a algunas de las mayores instituciones financieras globales.

Sin embargo, las evidencias son mixtas.

Según datos difundidos el viernes, la tasa de desempleo en Estados Unidos saltó sorpresivamente a un máximo de 26 años y medio del 10,2 % el mes pasado, luego que los empleadores recortaran 190.000 empleos, por sobre la proyección del mercado de 175.000, pero menos de los 219.000 recortados en septiembre.

En contraste, el Banco Central Europeo tomó el jueves su primera decisión dirigida a retirar sus medidas extraordinarias contra la crisis -bajas tasas de interés e inyecciones de efectivo- al señalar que los créditos a un año a los bancos no se repetirán en el 2010.

El FMI teme que las economías avanzadas se encuentren rezagadas en el proceso de recuperación frente a sus pares en desarrollo, además, la entidad se mostró preocupada de que los indicios de mejoría dependen demasiado del apoyo extraordinario de los Gobiernos.

"El ritmo de recuperación es desigual, particularmente en las economías avanzadas, donde la confianza del consumidor permanece contenida y la expiración de medidas fiscales temporales como el programa de efectivo por chatarra en Estados Unidos y programas similares en otras partes desaceleran la producción", indicó el documento.

Controles y Equilibros


Una década después de que se formara el G-20, los líderes llegaron al acuerdo en Pittsburgh de que este grupo debería ser el principal consejo de gobierno económico del mundo, ya que también incluye a la mayoría de las economías emergentes más importantes, a diferencia de foros como el G-7 o el G-8.

Funcionarios comentaron que las propuestas sobre la mesa en Escocia incluyen un sistema donde los países expongan las proyecciones de sus economías para que sean examinadas por el Fondo Monetario Internacional, de manera de determinar si son consistentes.

Si no lo son, pueden estudiarse alternativas dentro del G-20.

Consultado sobre si eso significaría que los países tendrían que cumplir ciertos objetivos, como por ejemplo de crecimiento del PIB, Darling dijo: "No creo que sea el caso de que algunas personas le digan a los países lo que tienen que hacer".

Autoridades han dejado en claro que los movimientos cambiarios no serán un tema de la agenda formal de la reunión, pese a la inquietud general sobre la debilidad del dólar y el hecho de que la tasa de cambio fija de China con la moneda estadounidense está manteniendo bajo al yuan, afectando a las exportaciones de otros países.

A su llegada a la reunión, el ministro de Finanzas de Japón pidió a China implementar una tasa de cambio flexible.

El grupo podría también estudiar propuestas para crear un fondo común de reservas con el fin de convencer a las economías emergentes de no acumular enormes reservas en moneda extranjera que podrían ser usadas para impulsar el crecimiento.



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?