| 9/24/2010 10:00:00 AM

Crecimiento del PIB ratifica reactivación de la industria

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, destacó el crecimiento de 4,5% del PIB en el segundo trimestre de 2010 y dijo que en este resultado incidió el incremento vigoroso de sectores como la industria y el comercio que variaron a una tasa de 8,4% y 5,4%, respectivamente.

El crecimiento económico del periodo en referencia también fue impulsado por el buen comportamiento del sector de minas y canteras, el cual registró un avance de 14,9%, sostuvo el Ministro, al tiempo que reiteró que el Gobierno Nacional viene trabajando en el diseño de una política industrial integral y moderna, que permita a Colombia elevar la productividad de los sectores que son intensivos en mano de obra y atractivos para la inversión extranjera.

Esta política tiene que sin caer en la indiferencia, ni en el proteccionismo. “En esa política industrial debe primar el conocimiento, la innovación y el entrenamiento del recurso humano”, enfatizó al explicar que la meta del Gobierno es incorporarla al Plan de Desarrollo del próximo año.

El titular de la cartera de Comercio estimó que la industria seguirá aportando al crecimiento en lo que resta del año.

 

Además, dijo, este resultado corrobora algunas proyecciones que indican que el PIB crecerá al ritmo que lo vienen haciendo otros países de la región.

El Ministro consideró que factores como el restablecimiento de las relaciones comerciales con Venezuela, la llegada de nuevos inversionistas al país, la entrada en vigencia del TLC con Canadá que se prevé para los próximos meses, la continuación de la firma de acuerdos de inversión y la agilización de la agenda comercial, entre otros, contribuirá a que el crecimiento de la economía colombiana supere las expectativas que se tienen previstas para 2010.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?