| 10/3/2012 3:10:00 PM

Colombia en paz sería potencia económica

Las empresas españolas radicadas en el país observan el naciente proceso de paz, como una oportunidad para que Colombia dé el salto económico definitivo y sea líder en la región.

"Quítale el conflicto y Colombia se sale (se llena de éxito)", dijo el presidente del BBVA en Colombia, Óscar Cabrera.

"Si toda esa distracción (el conflicto armado) que ocupa recursos y personas la pusiera a hacer crecer el país con buenos puertos, carreteras, infraestructura, eso cambia radicalmente", afirmó Cabrera, quien también dijo: "vale la pena invertir".

Sólo España acumuló una inversión en Colombia de US$5.758 millones entre 1993 y 2011, según el Banco de la República, y los artífices de estas inversiones, pertenecientes a sectores punteros como finanzas, energía y editorial, ven en la apuesta por la paz del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos una oportunidad.

Colombia ya es la tercera economía latinoamericana, por detrás de Brasil y México, con una previsión de crecimiento sostenible para los próximos años superior al 4 % anual.

Bajo esta coyuntura, el presidente del Grupo Planeta para América Latina y de la Cámara de Comercio Hispano Colombiana, Francesc Solé, explicó que la paz supondría un "crecimiento interno total y una mayor atracción a la inversión".

Aún así, advirtió que pueden quedar "focos aislados que no se integren", en alusión al futuro de los guerrilleros, al recordar que eso ocurrió después de la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2006.

"No se puede evitar que haya una delincuencia que en un momento dado esté con el narcotráfico", aseguró Solé, cuya editorial genera entre el 35 y 38 % del mercado colombiano.

Uno de los grandes perjudicados por el conflicto armado es el sector energético, por los sabotajes contra la infraestructura en zonas con influencia de los grupos armados ilegales.

Un total de 103 voladuras de oleoductos, torres de energía, vías y puentes llevaron a cabo los grupos armados ilegales en Colombia durante el primer semestre de 2012, un 21,1%, más que en el mismo periodo del año anterior, según el Ministerio de Defensa.

"En el sector eléctrico ha habido muchísimos ataques contra la infraestructura de transmisión, hemos tenido años con más de 600 voladuras de torres", explicó en una entrevista con Efe Lucio Rubio, presidente de Endesa en Colombia.

Este empresario remarcó que la infraestructura de Endesa siempre ha sido "vigilada y cuidada" por los doce batallones de las Fuerzas Armadas dedicados a este propósito.

Otro beneficiado por un acuerdo de paz sería el sector petrolero y minero, una de las locomotoras de la economía colombiana, como predica el presidente Juan Manuel Santos.

"Colombia era de los países del mundo con menor exploración y explotación de su subsuelo, ¡las empresas tenían que salir corriendo!", exclamó Solé en referencia a los años en los que guerrillas como las Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC) o el Ejército de Liberación Nacional (ELN) ejercían el poder de facto en numerosas zonas con recursos naturales.

Aunque se ha mejorado sustancialmente la seguridad en los últimos diez años, el sector petrolero es el más perjudicado por voladuras: 67 de enero a junio de 2012, un 253 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Éste ha sido el factor determinante para que la estatal Ecopetrol haya dejado de producir 11.000 barriles diarios de crudo y no haya alcanzado sus previsiones para 2012.

El fin del conflicto armado supondría, además, un abaratamiento de los gastos en comercialización y seguridad, así como una mayor competitividad para Colombia, que iniciaría así un proceso de desarrollo único en América Latina.

"Para nosotros es una mayor posibilidad de estar financiando ese proceso de desarrollo y ser el banco de los colombianos", explicó el presidente del BBVA en este país.

A falta de estudios sobre el impacto de la paz en la economía, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, asegura que Colombia crecería entre un uno y dos puntos porcentuales más al año.

Una encuesta publicada por la revista Dinero determina que el 68 % de los empresarios piensa que en un escenario de fin de conflicto, sus compañías venderían más, mientras el 79% invertiría aún más en este país suramericano.

EFE
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?