| 11/11/2015 12:05:00 AM

Las cajas de compensación familiar a incentivar el turismo social y el desarrollo rural colombiano

Asocajas se ha marcado el objetivo de aumentar sus beneficios a 3 millones de hogares en el sector rural. Además, desarrollará nuevas estrategias para motivar el turismo de las personas de menores ingresos.

En el 2014, con el crecimiento del 12,8% de los trabajadores colombianos afiliados a las Cajas de Compensación Familiar, La Asociación que las representa, Asocajas, estima en 8,1 millones de trabajadores que con este modelo benefician a su núcleo familiar cercano a los 23 millones de personas que se constituyen en casi la mitad de la población del país.
 
En su mayoría los beneficiados son los estratos menos favorecidos, y gracias a este modelo, se les ha facilitado el acceso y la inclusión a servicios de recreación, turismo y a subsidios para vivienda y educación.

Incentivar el turismo social

Una de las ramas del turismo menos conocidas en la actualidad, el Turismo Social, tiene un fuerte respaldo para explotar todo su potencial en los próximos años y al mismo tiempo elevar la calidad de vida de las personas que acoge.

En términos generales, el Turismo Social es un sistema que crea las condiciones necesarias que permiten el acceso al turismo a un gran sector de la población que carece de posibilidades financieras para disfrutar del turismo comercial.

“La credibilidad, la reputación y la legitimidad de las Cajas de Compensación Familiar son decisivas para el desarrollo del Turismo Social en Colombia", afirmó Sergio Rodríguez Abitia, Vicepresidente para las Américas de la Organización Internacional de Turismo Social (OITS).

Durante el XXVII Congreso Nacional de Asocajas, Rodríguez enfatizó que el Turismo Social es fundamental para reforzar las redes familiares y sociales, la preservación del patrimonio, la construcción de espacios y la formación de microempresas.

El campo colombiano tendrá más beneficios en la protección social


Por otro lado, el campo colombiano tiene grandes noticias también. Según Asocajas, pueden ser hasta 3 millones de hogares, durante las próximas 2 décadas, en las zonas rurales las que se beneficiarían del modelo de subsidio familiar.

A partir de un modelo de intervención rural que optimice la oferta de servicios y que vincule a trabajadores independientes del campo, las Cajas de Compensación Familiar se han propuesto extender el subsidio familiar al agro, a más de 20 veces su cobertura actual (350.000 familias).

Extender al campo este modelo social, que en las zonas urbanas ha permitido a las personas acceder a servicios que les han mejorado su calidad de vida, como subsidios, turismo, vivienda y educación, puede ser muy exitoso.

Por tanto, entre las propuestas para extender este modelo se encuentra ampliar los montos del subsidio rural de vivienda, diversificar los microcréditos para fomentar la productividad e implementar programas sociales como APS Familiar.

Estos modelos llegan en un buen momento. Las cifras del campo reflejan el amplio abanico de necesidades que tiene. En los próximos años se espera que la población rural de Colombia pase del 23,7% al 30,4% de la población total.

Además, sólo el 51% de los 6,1 millones de personas que trabajan en el campo, lo hace en actividades agropecuarias. Y aunque el 82% de los trabajadores del campo son independientes, el 63% de los hogares del campo no tienen ningún activo y sólo el 36% tiene acceso a la tierra, de los cuales el 60% de esa tenencia es informal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?