| 2/13/2012 2:00:00 PM

Banco de la República eleva rango de crecimiento económico para 2011

El gerente del Emisor, José Darío Uribe, aseguró que antes la estimación era de un PIB de 4% a 6% y lo cambiaron a un rango de 5,6% a 6%.

Sin embargo, dijo que la cifra más probable es de crecimiento económico de 5,8% en 2011.

Para Uribe, la información más reciente sugiere que en el cuarto trimestre de 2011 la economía colombiana continuó mostrando un buen dinamismo, expandiéndose incluso a una tasa superior a la registrada en el primer semestre del año.

El equipo técnico espera que el crecimiento anual del PIB en el cuarto trimestre de 2011 se sitúe en un intervalo entre 5,0% y 6,2%; y para todo el año se proyecta un intervalo de crecimiento entre 5,6% y 6,0%. Para 2012 el rango de pronóstico no cambió: entre 4% y 6%.

El directivo recalcó que en Colombia, el crecimiento anual de 7,7% del PIB para el tercer trimestre de 2011, resultó superior a lo proyectado por el equipo técnico del Banco y por el promedio del mercado.

"Esta elevada tasa de expansión se explicó por el dinamismo de la demanda interna, que se expandió 9,4% anual, impulsada tanto por el consumo como por la inversión", destacó.

Así mismo, recalcó que las exportaciones volvieron a presentar un aumento anual de dos dígitos (10,5%), inferior al crecimiento de las importaciones (18,8%).

Igualmente, Uribe proyecta que la inflación para este 2012 se ubicará entre 3% a 3,5%.

El gerente del banco central en la presentación del Informe de Inflación destacó que el IPC viene creciendo desde hace dos años.

Por otra parte, manifestó que el crecimiento del crédito en Colombia se estabilizó a una tasa muy cercana del 25%, muy por encima del crecimiento de los ingresos de los hogares.

Finalmente, Uribe destacó que el peso colombiano ha estado más devaluado frente a monedas de América Latina y asiáticas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?