| 1/15/2016 12:05:00 AM

¿Debería recaudar más impuestos América Latina?

Aunque los países de la región tienen un margen todavía amplio de recaudo, deben esforzarse porque las nuevas reformas graven más al capital que al salario de los trabajadores para poder reducir la desigualdad.

Según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo titulado “Recaudar no Basta” América Latina (AL) tiene todavía un amplio margen para tributar. Y a pesar de que se sabe que los impuestos deben concebirse como un poderoso instrumento para impulsar el desarrollo, es claro que la región está todavía lejos de alcanzar este objetivo.

Pero, más allá de ser una buena estrategía para el desarrollo sostenible, hay que recordar que la mayor parte de AL necesita un programa de consolidación fiscal que permita reducir su déficit que ha ido aumentando debido a la reducción de ingresos por materias primas y el aumento de la deuda externa por el fortalecimiento del dólar.

Por esta razón, y con tal de minimizar los efectos negativos para el crecimiento, la inversión pública debe consolidarse como uno de los motores del crecimiento en una región que depende fuertemente del comercio exterior, explica el BID.

Sin embargo, a pesar de las grandes necesidades en infraestructura que padece AL, sus países están alejados en un 42% de la frontera tributaria, es decir el nivel máximo de recaudo posible para cada país, teniendo en cuenta su ingreso per capita, nivel educativo, nivel de corrupción, entre otros.

Comparado con la Ocde (21%) la región tiene un nivel de recaudo bastante debilitado. Colombia está alejada en un 39% lo que significa que su esfuerzo tributario está al 60% de la capacidad máxima que puede utilizar.

Esto se ve reflejado en los ingresos tributarios que a pesar de ser cercanos al 20% del PIB, (superior al promedio de AL) están todavía lejos de su capacidad tributaria al igual que los demás países.

Fuente: BID

Un punto importante es que el sistema tributario en AL depende mucho de impuestos que son considerados regresivos como el IVA o aquellos que recaen demasiado sobre los trabajadores como los aportes a la seguridad social.

Inclusive, la nueva evidencia demuestra que hay un sesgo en contra de los ingresos laborales en las estructuras tributarias de América Latina, ya que la tasa nominal que grava el trabajo es mayor que la que gravan al capital. Brasil, Colombia, Guatemala y Venezuela hacen parte de este grupo donde la carga tributaria a los ingresos de los asalariados es casi el doble que a las ganancias del sector empresarial.

Teniendo en cuenta lo anterior y para que AL avance en materia de desarrollo, según el documento, las reformas tributarias más efectivas en la reducción de la desigualdad y lograr el bienestar para toda la población deberían tener en cuenta los siguientes puntos:

En primer lugar, las reformas deben incluir impuestos que favorezcan a los pobres, es decir, que sean progresivos y que tenga menos exenciones para los que ganan más.

En segundo lugar, las reformas deben establecer sistemas fiscales más sencillos con bases tributarias más amplias. En AL muchos sectores y muchos productos gozan de exenciones haciendo los sistemas muy complejos.

En tercer lugar, las administraciones tributarias deben fortalecerse para que todos los ciudadanos y las empresas cumplan con sus obligaciones tributarias. Combatir la evasión es clave para hacer un exitoso programa tributario.

En cuarto lugar, son necesarios acuerdos y consensos institucionales para garantizar que los gobiernos locales tengan los recursos necesarios para actuar como agentes del desarrollo. La repartición de los ingresos por impuestos debe ser equitativa para todos los ciudadanos.

En quinto lugar, las reformas tributarias para el desarrollo deberían crear sistemas fiscales que miren hacia el futuro. Los impuestos sobre el uso de los recursos naturales deben estar muy bien desarrollados para aprovecharlos al máximo por mucho tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?